La huelga de hambre iniciada hace varios días por parte de una interna travesti, alojada en la UP 5, motivó la visita a la ciudad de Posadas de dos referentes a nivel nacional de diversidad en contexto de encierro. Se trata Marcela Romero Presidente de Asociación de Travestis Transexuales y Transgénero de la Argentina (ATTTA) y Lidia Pérez a cargo de Secretaría de Políticas Anti Represivas de la Federación Argentina LGBT. Acompañadas por el Ministerio de Derechos Humanos, se entrevistaron a lo largo del día martes con Mayra Bogado, alojada en la Cárcel de Mujeres de Miguel Lanús desde el 2015 acusada de abuso sexual a un menor, y quien lleva más de diez días de huelga de hambre, exigiendo excarcelación.

 

 

 

Más tarde se reunieron con  la Directora del Penal Teresa Angelina Mykietyn, el delegado provincial del INADI Julián Seniuk y con la Comisión Contra la Tortura y Tratos Crueles de la Cámara de Representantes.

Al finalizar la jornada, fueron recibidas junto a los abogados ministeriales Gabriela Stefani y Walter Bogado –responsable de Diversidad- por el Presidente del Superior Tribunal de Justicia Froilan Zarza.

El planteo puntual expresado por Marcela Romero, representante de ATTTA y de Lidia Pérez –quien además es coordinadora del Programa de Cárceles del INADI Nacional- fue la situación de las personas privadas de libertad sin tener condena firme, como también el hecho de que cuando acceden a la libertad se encuentran con obstáculos para acceder a una inclusión social.

Asimismo se hizo hincapié puntualmente en la situación de las personas LGBT que son discriminadas intramuros.

También plantearon la necesidad de trabajar en capacitar y concientizar sobre el colectivo de diversidad sexual, para erradicar las prácticas discriminatorias existentes a nivel cultural; donde remarcaron que quienes han padecido este tipo de situaciones deben ser los encargados de llevar adelante la tarea ya q son quienes conocen mejor el problema y pueden proponer soluciones.

Finalmente Marcela Romero hizo mención a que Misiones tiene una deuda con la comunidad LGBT respecto a la inclusión social de las mismas, lo que tiene como contracara que se las continúen estigmatizando por su condición.

El responsable del área de Diversidad en el Ministerio de Derechos Humanos Walter Bogado consideró altamente positivo abrir el diálogo respecto estas problemáticas, que aportan herramientas hacia políticas públicas más inclusivas.