La iniciativa de la parlamentaria misionera Cecilia Britto solicitando el más enérgico repudio al fallo de la Corte Suprema de la Nación Argentina, en el caso de Luis Muiña, que declaró aplicable el beneficio de la Ley Nro. 24.390 en un caso de prisión por delitos de lesa humanidad, desconociendo los tratados internacionales en cuestiones de Derechos Humanos y sentando un nocivo precedente para el Estado de Derecho y el sistema democrático, tomó estado parlamentario durante la última sesión.

En sus fundamentos la diputada explica que el proyecto tiene como finalidad declarar la profunda preocupación y el rechazo al fallo que declara aplicable el cómputo de la prisión preventiva establecido en la Ley 24.390, a un condenado por Delitos de Lesa Humanidad.

“El fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación Argentina ha causado honda preocupación en la comunidad nacional, al que no podemos permanecer ajenos. En este sentido deja abierta la puerta a un panorama incierto para las condenas aplicadas a perpetradores de delitos de lesa humanidad. La gravedad institucional del fallo emitido por la Corte abre un peligroso camino hacia el restablecimiento de la impunidad a favor de los genocidas. La larga lucha de las víctimas y de los familiares de las víctimas del terrorismo de Estado aparece agraviada con el aberrante manto de olvido que intenta colocar esta sentencia sobre los que cometieron delitos de lesa humanidad”, indicó Britto.

Asimismo sostiene que “es muy importante señalar que no puede soslayarse considerar que las víctimas y los familiares de las víctimas debieron esperar más de 30 años para que los perpetradores del genocidio fueran llevados ante la justicia y sus delitos juzgados y condenados. La sanción de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final fueron el valladar que impidió que se hiciera justicia en tiempo oportuno y que hoy, nuevamente, sufren la afrenta de la impunidad que lesiona al Estado de Derecho y a las posibilidades de que quienes violaron los derechos humanos, mediante la aplicación de un plan sistemático de desaparición de personas, imposición de tortura a los detenidos ilegalmente,  y apropiación de niños nacidos en cautiverio, cumplan sus condenas efectivamente”.

“El fallo de la Corte Suprema constituye un terrible atropello a la memoria de los desaparecidos y todas las víctimas de la más sangrienta de las dictaduras. Y merece nuestro más contundente repudio, porque significa cambiar el futuro por el pasado. Cambiar la vida por la muerte. Cambiar la Justicia por la Impunidad. Cambiar la Verdad por la ignominia. Cambiar la Memoria por el olvido impune”, consideró la legisladora.

“Se trata de un precedente nefasto para las Democracias de la Región y por ello, el Parlamento del Mercosur no puede permanecer pasivo ante semejante atropello y debemos expresar preocupación y el más enérgico repudio al fallo de la Corte, como manifiesto contundente de reivindicación de las políticas públicas de Memoria, Verdad y Justicia: rechazando cualquier intento de impunidad que ampare a aquellos que cometieron la aberración de violar los derechos humanos”, remarcó.

Previo a la XLVII Sesión Ordinaria del Parlamento del Mercosur llevada adelante el pasado 29 de mayo, la parlamentaria Cecilia Britto tuvo la posibilidad de participar del IX Encuentro anual del Grupo de Mujeres Parlamentarias de Parlamérica;  también se reunió con Amérigo Incalcaterra, Alto Comisionado de DDHH de Naciones Unidas para América Latina, con quien intercambió opiniones de distintas temáticas como ser la preocupación por Venezuela; la situación que viene enfrentando  Brasil; y los procesos de integración que se están llevando a cabo en nuestra región. Asimismo le hizo entrega de una nota enviada por el gobernador de Misiones, Hugo Passalacqua y dejaron de manifiesto la excelente predisposición de trabajo conjunto.

Durante la reunión de la Comisión de Ciudadanía y Derechos Humanos, presidida por la parlamentaria, se aprobó el Protocolo de Trata de Personas y la figura del asilo y del refugiado como DD.HH del Mercosur.

Por otra  parte en el plenario se autorizó a que la Mesa Directiva viaje a Venezuela en los próximos días, para continuar con los esfuerzos por establecer un diálogo entre el gobierno y oposición.