En una conferencia de prensa realizada esta mañana, la parlamentaria del Mercosur, Cecilia Britto brindó detalles de la extensa agenda que desarrolló en ese país, en el marco de la segunda Audiencia Pública de la Comisión de DDHH y Ciudadanía del Parlamento del Mercosur, concretada la semana pasada.  

 

En ese sentido la legisladora explicó que dicha audiencia se lleva a cabo por una obligación que tiene la Comisión de Derechos Humanos y Ciudadanía, que le toca presidir, de elaborar informes sobre los DD.HH en los distintos países del Mercosur.  “En 11 meses se hicieron dos, pero en esta oportunidad fue muy importante porque participaron todos los poderes del Estado, y fue muy rica en información; muy completa y profunda para conocer la situación. Hemos podido contar con la representación de la Asamblea Nacional, el Gobierno, la Comisión de la verdad, la Fiscal General de la República, también con asociaciones civiles, con la participación de la ciudadanía organizada, con sectores diplomáticos y con el representante del secretario general de la OEA. Precisamente ahora la comisión ya está elaborando el informe final para bajar al plenario de la próxima sesión; muy satisfechos de haber podido cumplir con esta tarea y tener hoy una mirada mucho más integral”, manifestó.

“Durante la audiencia pudimos recoger muchos testimonios de víctimas; documentación de la cancillería; el defensor del pueblo nos presentó un informe que lo vamos a evaluar cómo comisión; y también la Fiscal General de la Republica además de recibirnos nos dio su fundamentación de por qué la convocatoria a la Constituyente.  Desde la representación de Misiones, cumplimos con esta labor, en un contexto de muchísima violencia de ambos sectores; viendo a un pueblo que hoy es rehén de esa violencia, pero que está convencido de que ése no es el camino. Tienen muchas esperanzas de paz”, recalcó la legisladora.

Al tiempo que agregó “desde la comisión no estamos de acuerdo con atribuir la violencia a un solo sector. Es muy preocupante que ambos sectores se atribuyan responsabilidad de la violencia unos a otros porque en el medio de esas imputaciones de violencia se encuentra un país que es víctima de esta situación”.

“No sólo debemos solidarizarnos con el pueblo venezolano, sino ser responsables a la hora de tomar decisiones o posturas respecto de  gobierno u oposición; y lógicamente convocar desde el rol que nos toca, sea pequeño, mediano o grande, a que se contribuya con la paz, que es lo que pide todo un pueblo. Fortaleciendo nuestras democráticas porque es el único camino que tenemos para poder ser fuertes en lo institucional, lo político y lo económico”, señaló.