El seguimiento comenzaría desde el embarazo. El objetivo es formalizar el abordaje multidisciplinario para protegerlos y reducir la deserción escolar. Se instalarán salas integradas en las escuelas para el cuidado de los hijos de los estudiantes menores de edad. Se busca promover el apoyo de organizaciones de la sociedad civil para el control  y la asistencia a los beneficiarios.

 

 

Otros objetivos del programa son garantizar el adecuado seguimiento del embarazo, parto y puerperio de la madre; brindar atención psicosocial interdisciplinaria a los padres menores de edad; diseñar y ejecutar actividades educativas sobre la implicancia del embarazo adolescente; propiciar que los hijos de madres niñas o adolescentes gocen del derecho a convivir con ella; y trabajar con el grupo familiar y la comunidad para evitar cualquier acto de agresividad, regresión o aislamiento que puedan sufrir.

La normativa, aprobada en la sesión ordinaria semanal de la Cámara de Representantes de Misiones, fue propuesta por el diputado Mario Pegoraro, quien planteó “la imperiosa necesidad de abordar este tema desde un marco formal y con un enfoque multidisciplinario que defina el seguimiento, monitoreo y evaluación con políticas públicas referidas a la condición de madres o padres adolescentes, que brinden a la madre niña o adolescente una protección integral”.

Explicó que “el programa se propone garantizar a las madres niñas o adolescentes el ejercicio de sus derechos especialmente aquellos que le permiten asumir plenamente las responsabilidades y obligaciones de su condición de madres”.

“Consideramos que la modalidad de intervención debe ser personal y domiciliaria, ya que en términos sencillos lo que el programa persigue es que cada madre niña o adolescente conozca y ejerza todos sus derechos, aprenda a ser mamá, cuide su salud y la del bebé; desarrolle sus aptitudes personales, complete sus estudios y, sobre todo, disfrute plenamente de su condición de madre”, agregó.

Exhibición de derechos constitucionales

El Parlamento misionero dispuso la obligatoriedad de exhibir en todas las comisarías y dependencias policiales donde se aloje a personas detenidas, de forma clara y visible al público, el texto del tercer y cuarto párrafo del Artículo 14 de la Constitución de la Provincia de Misiones:

“La autoridad a cuyo cargo esté la custodia de un detenido está obligada, sin perjuicio de las medidas y precauciones asegurativas del caso, a llevarlo a la presencia de cualquier persona que lo requiera. El incumplimiento o negligente observancia de las obligaciones señaladas en la presente disposición, ocasionan al funcionario o empleado responsable la pérdida de su empleo, sin perjuicio de las sanciones penales que puedan corresponderle”.

El diputado Germán Bordón, autor del proyecto, manifestó que la garantía constitucional “es poco conocida por la ciudadanía en general y en muchas ocasiones no es ejercida”, por lo cual consideró necesario difundirla.

Opina que esta exigencia “permite controlar que no se violen los derechos de aquellas personas que se encuentran detenidas” y que “esa difusión debe darse no solo en el ámbito donde deban exhibirse obligatoriamente los carteles, sino también a través de distintos medios de comunicación”.