La médica geriatra Mirta Soria y la licenciada en trabajo social especialista en gerontología Julia Catalano pusieron a disposición del público sus publicaciones “Manual para cuidar y cuidarte mejor” y “Manual para entrenar la mente”. Fue en la Cámara de Representantes de Misiones, donde la diputada Mabel Pezoa desafió a tomar de ejemplo a las autoras, “quienes no solamente han brindado su servicio, sino también su conocimiento a disposición de quien lo necesita”.

 

Pezoa se refirió a “los caminos que se recorren para lograr una vejez que nos permita avanzar con calidad de vida” y destacó el hecho de que “gente de nuestro medio, que trabaja desde hace muchísimos años con adultos mayores, pueda brindar algunas herramientas para que a quienes les toque esta tarea puedan hacerla lo mejor posible”.

“A los que nos tocó cuidar a los ancianos sabemos, por lo que generan dentro de la familia y en el entorno, las distintas circunstancias que pueden atravesar estas personas cuando padecen alguna enfermedad, producto de la edad avanzada”, reflexionó.

La diputada enfatizó la “importancia de que en este lugar donde se escriben las leyes -refiriéndose a la Legislatura- se tengan en cuenta este tipo de acciones”, y comunicó el augurio del presidente de la Cámara, Carlos Rovira, “porque realmente es un momento de éxito y felicidad lograr plasmar años de experiencia en un documento que esté a disposición de la gente”.

Catalano recordó que fueron “las primeras en preparar material didáctico para las personas con pérdidas cognitivas o algún tipo de patologías” en la provincia, y consideró que el material “va a ayudar al cuidador familiar a salir adelante, y al cuidador formal a refrescar su memoria de cómo tratar y dirigirse al otro”.

En ese sentido, precisó que todos necesitamos del “otro”: “nadie puede trabajar ni vivir solo, necesitamos compartir y comunicarnos”, expresó.

Soria se refirió al auge de las neurociencias y a la necesidad de estimular y ejercitar el cerebro, teniendo en cuenta que “el adulto mayor tiene derecho a estar mejor”, sobre todo “en una población que empieza a envejecer”, para que lleguen con una mayor calidad de vida.

También planteó que “el cuidador debe cuidarse cuando empieza a tener un rol importante en la familia, para que no se canse o para que piense que puede cansarse y pedir ayuda a otros”.