Fue este lunes en Campo Grande, durante un almuerzo al que concurrieron cientos de dirigentes, militantes e intendentes de distintas localidades. También asistieron los candidatos que fueron electos en los últimos comicios legislativos, y el vicegobernador Oscar Herrera Ahuad.

 

Ante una multitudinaria concurrencia que se dio cita este lunes en el complejo polideportivo de Campo Grande, el gobernador Hugo Passalacqua llamó a dirigentes y funcionarios renovadores a hacer “militancia permanente”. “Hubo muchísimo trabajo, mucho trabajo, no ganamos por azar. No es que hicimos campaña por los estudios de televisión y por WhatsApp, las elecciones las ganamos en la calle, en la calle”, remarcó el mandatario.

“El país observa las elecciones que se hicieron en Misiones porque es una elección especial, particular, en Misiones se mantiene intacta la mística. Y la mística se llama “misionerismo” que es la responsable de la victoria de la renovación. La renovación puso en escena una idea que es el ser misionero, significa ser nosotros mismos”, insistió.

En coincidencia con los candidatos electos, Ricardo Wellbach, Maurice Closs, y Martín Cesino, que lo antecedieron en el uso de la palabra, Passalacqua remarcó el concepto de “militancia permanente” y que las elecciones de octubre no fueron el punto de llegada sino el de partida. Además, hizo hincapié en el modo de entender la política, y que debe seguir cristalizándose en el accionar cotidiano. “Somos un proyecto político cercano, anti elitista, nos gusta estar juntos, nos gusta meternos en las casas de las personas, en sus hogares.  Mirarles a los ojos y ver las esperanzas y desesperanzas, nadie  te lo va a contar, no se puede solucionar algo que se desconoce, no se puede dar respuesta si no se conoce el problema. Y sólo se conoce realmente el problema si se lo siente, si se lo ve, se observa y eso lo hemos hecho. Y nadie nos va a correr de ahí, nadie”, enfatizó.

Más adelante el gobernador evocó los orígenes del espacio político que gobierna la provincia desde hace más de diez años y trazó un paralelo con el ideal de “cambio”, que “en Misiones ya comenzó en 2003, con la renovación”. “Nosotros en el 2003 provocamos el cambio, cuando dinamitamos las viejas estructuras partidarias que estaban vacías y no daban respuesta a nada, estaban lejos de la gente y éramos el furgón de cola grandes proyectos nacionales. Fue ahí cuando los misioneros decidimos conformar un espacio propio y tomar el destino, las riendas del destino en las propias manos, eso nunca había ocurrido en la provincia de Misiones”, concluyó.

——————————-