El historiador Pablo Camogli publicó en la página www.misionestienehistoria.com un artículo en el cual explica las razones por las que la Legislatura de Misiones decretó Día del Provinciano Misionero, el 17 de Noviembre de cada año.

Desde su institución por parte de la Cámara de Representantes en el año 2014, todos los 17 de Noviembre se celebra el Día del Provinciano Misionero. Así lo estableció la Ley VI-N° 178, del 30 de octubre. Y, como desde hace tres años, cada vez que se acerca la fecha, surgen las mismas preguntas: ¿Qué es el día del provinciano misionero? ¿Qué se celebra? ¿Qué hecho justifica tal denominación? En este informe de Misiones Tiene Historia, brindamos todas las respuestas.

El Día del Provinciano Misionero se instituyó para recordar la sanción de la primera Constitución de la provincia, el 17 de noviembre de 1954. Aquel texto surgió como un paso indispensable en el proceso de institucionalización de la Provincia de Misiones, que el presidente Juan Domingo Perón había creado en diciembre de 1953.

Para ello, se convocó a elecciones para convencional constituyente. Estas elecciones se realizaron el 25 de abril de 1954 y el Partido Justicialista obtuvo 50.187 votos, el 77% del total, mientras que la UCR alcanzó los 15.343 sufragios. Debido a que se utilizó un sistema por circunscripciones, que le daba un convencional al ganador de cada una de estas, es que el Justicialismo se quedó con los 15 convencionales. El dato saliente es que 5 eran mujeres, en una época en donde las damas recién iniciaban su vida política gracias a la sanción del voto femenino, también establecida por el gobierno peronista.

La convención se reunió en noviembre de 1954, en la sede del Centro Agrario Yerbatero Argentino y fue presidida por María Elvira Baldi de Luján, dirigente histórica del peronismo misionero. El texto constitucional puesto a consideración, fue obra del Dr. Leopoldo López Forastier, un hombre muy cercano al presidente Perón.

De esta forma, el 17 de noviembre de 1954, se sancionó la primera Constitución de la provincia, que adoptó los lineamientos generales de la reformada Constitución Nacional de 1949, con una fuerte impronta social. Ya en el Preámbulo, los diputados se denominan como “representantes del pueblo trabajador” y se comprometen a “contribuir a la formación de la cultura general y al afianzamiento de una Nación socialmente justa, económicamente libre y políticamente soberana”.

Luego de sancionada la Constitución, se convocó a elecciones para gobernador y vice. Claudio de Arrechea y Francisco de Haro, del justicialismo, resultaron electos y asumieron el 4 de junio de 1955.

Apenas tres meses pudieron gobernar de Arrechea y de Haro, ya que fueron derrocados junto al presidente Perón, en septiembre de ese año. La Revolución Libertadora no solo derrumbó a las autoridades democráticas, sino que, además, derogó la Constitución Nacional y todas las provinciales inspiradas en la doctrina social del peronismo, entre ellas, claro está, la de Misiones.

Debieron pasar casi dos años para que se convocara a una nueva elección a convencionales, la que se realizó el 28 de julio de 1957, con la proscripción del partido mayoritario, el peronismo. La Unión Cívica Radical Intransigente (UCRI), obtuvo 27.618 votos y 11 convencionales, mientras que la Unión Cívica Radical del Pueblo (UCRP) se alzó con 16.791 y 7 convencionales. El Partido Demócrata Cristiano obtuvo 4 convencionales y el Socialismo y el Liberal, uno cada uno.

Al reunirse la nueva convención, se unieron las bancadas minoritarias de la UCRP, PDC, PS y PL y eligieron autoridades sin considerar la condición de primera minoría de la UCRI, sector que decidió retirarse del recinto. De esta forma, con la mayoría proscripta y la primera minoría que abandonó la convención, es que se sancionó la actual Constitución de la provincia, el 21 de abril de 1958.