En reunión conjunta, las comisiones de Presupuesto y de Asuntos Constitucionales emitieron dictamen favorable para el proyecto de ley remitido por el Gobernador para que la Cámara de Representantes apruebe el documento que suscribió en noviembre pasado. La sesión extraordinaria para su tratamiento será el próximo lunes a las 18.

 

De ser sancionado el dictamen, se ratificaría todo lo actuado en las negociaciones que dieron lugar al consenso fiscal, llevadas a cabo por el gobernador en representación de la provincia, a quien se lo facultaría a realizar las modificaciones legales pertinentes y a establecer un mecanismo de distribución a los municipios de los recursos que Misiones reciba del Estado nacional como compensación por la asignación específica de la recaudación de impuesto sobre los créditos y débitos en cuenta corriente bancaria.

Dichos recursos deberán ser destinados por los municipios a inversiones en infraestructura sanitaria, educativa, hospitalaria, productiva, habitacional o vial.

Participó de la reunión de las comisiones el ministro provincial de Hacienda, Adolfo Safrán, quien explicó que “el disparador del consenso fiscal fueron los juicios que había de las provincias con la Nación, que generaba un marco de incertidumbre para todos, dado que el fallo de la Corte podría terminar en una sentencia a veces no justa”.

Indicó que el planteo de los gobernadores, respecto de que “la solución debería ser política, no jurídica”, generó un esquema de diálogo “que dio lugar a este consenso fiscal, producto de más de quince días de negociaciones, en los que el proyecto original sufrió muchos cambios”.

“El gobernador Hugo Passalacqua y el conductor de la Renovación, Carlos Rovira, entendieron que había que darle el apoyo, la gobernabilidad, al consenso, y hacer el esfuerzo, no poner palos en la rueda, para que este país tuviera las condiciones que plantea la Nación para salir adelante”, consideró el funcionario.

El consenso tiene como objetivos promover el empleo, la inversión privada, la reactivación económica, alivianar la carga tributaria, y establecer el aumento de los niveles de imposición acordes con el desarrollo competitivo de las diversas actividades económicas, según explicó el ministro.