El organismo ofrece ayuda con bajas tasas de interés, período de gracia y acompañamiento técnico.

 

En un balance sobre las gestiones de emprendedores para mejorar la capacidad productiva, el titular del Fondo de Crédito Misiones, Horacio Simes, indicó que los pedidos vienen de las empresas familiares para la compra de maquinaria. En ese sentido, el titular del organismo afirmó que en este  primer año de gestión “estamos muy satisfechos con el trabajo que realizamos, hemos tenido una alta demanda de créditos, con proyectos muy diversos y variados, con distintas problemáticas, las que hemos podido atender con el crédito y la asistencia técnica permanente”, comentó y detalló que han encontrado una gran población emprendedora y a su vez “han encontrado una respuesta específica y precisa de parte del Fondo de Crédito, que le ha permitido en muchos casos iniciar un emprendimiento, por primera vez en muchos casos y en otros les ha permitido ampliar su capacidad productiva  o incorporar mejoras edilicias o tecnológicas, que estaban necesitando y cuya resolución no la encontraban en el medio y que con el Fondo de Crédito encontraron respuestas inmediatas y tangibles”.

Simes afirmó que los rubros que más demanda tienen, por lo general, son las industrias manufactureras a escalas familiares, con cinco o diez empleados como mucho. “Estamos hablando de carpinterías, herrerías, panaderías, talleres mecánicos, metalmecánicos, es decir negocios de pequeñas escalas, productivas e industriales”, explicó. Además, “hemos encontrado una demanda bastante alta en el rubro servicios, en particular de servicios personales y a las industrias, de oficiales y técnicos profesionales y con algún oficio se acercan a conseguir la maquinaria necesaria para llevar adelante los servicios”.

En cuando al tipo de créditos que se brindan desde el Fondo de Crédito, Simes explicó que  “el componente básico del destino de la inversión es la maquinaria, el capital fijo, sin embargo, tenemos en porcentaje menor de un 30 por ciento y a veces llega hasta el 50 por ciento para la adquisición de capital de trabajo o para en el caso alquiler, si es un emprendimiento ha iniciarse, también consideramos la posibilidad de financiar los primeros tres meses, pero el componente mayoritario es  el capital fijo, es decir, maquinaria y equipos que incorpora a su vez las mejoras edilicias”.

En cuanto a restricciones, aclaró que no se financian bienes inmuebles y de consumo, sueldos, gastos operativos diarios, “siempre el crédito está dirigido a la actividad productiva, a la producción de bienes y servicios para la compra de maquinaria y equipos”.

Por último, Simes se refirió al seguimiento de los emprendimientos que están en marcha y explicó que a partir de tener contacto con los distintos emprendedores, en la oficina y a través de las redes y diversos medios, “iniciamos un acompañamiento regular con un técnico asignado que tiene un punto de inflexión en la monetización del crédito y que luego continúa por medio de una tutoría a partir de instituciones de apoyo como la Agencia de Desarrollo de Misiones, la Universidad Nacional de Misiones y otras entidades formativas, y con eso quedamos en un contacto permanente con el emprendedor, vamos recibiendo sus inquietudes diarias  y tratando de acercar nuevas herramientas de apoyo a partir del trabajo del día a día y con la inversión ya materializada”.