Por unos días, Misiones estuvo como la única mancha verde en un mapa donde predominaba el rojo que alertaba sobre el peligro de no iniciar las clases. Hoy son más las provincias que lograron acordar salarios con los gremios docentes, pero el verde -natural de Misiones– fue el primero. ¿Cuál fue la clave para un inicio de clases garantizado con tanta anticipación? El 8 de febrero se selló el acuerdo que envidiaron las otras provincias. Para la ministra de Educación, Ivonne Aquino hay que mirar la película y no la foto. La llave para conseguir el acuerdo fue la prioridad que tiene la Educación para el Gobierno, expresada en el presupuesto, creación de escuelas y cargos y en aumentos previos que siempre estuvieron por encima de la inflación, a diferencia de éste, marcado por el techo impuesto por la Nación.

 

“Esto es la continuidad de un trabajo que se viene sosteniendo. Si bien, las escuelas estuvieron cerradas por receso como corresponde, con las familias descansando, nosotros seguimos trabajando todo el año y se viene planteando un trabajo sostenido, sobre todo para llevar previsibilidad a toda la docencia misionera. Sabemos que eso también es una garantía para que toda la sociedad misionera pueda organizarse durante todo el año. Porque la escuela, el ciclo escolar, las actividades de los chicos en las escuelas son cosas que son de crucial organización en todas las familias, entonces tiene que ser de una forma firme, clara, así se pueden organizar con tranquilidad.

 

¿Cómo fue la negociación? porque siempre suelen tener un proceso largo y esta vez fue de un día para otro y se cerró el acuerdo

Nosotros venimos trabajando desde el año pasado y la propuesta del acuerdo salarial es una variable más de todo el conjunto de tareas que se realizan. Y como siempre, venimos trabajando mucho sobre el impacto real del aumento docente, porque una cosa es el número que se instala y el porcentaje, otra cómo va impactando a lo largo del año ese porcentaje en el bolsillo del docente. Y tal como preveíamos, el impacto real del aumento del año pasado fue del 23,4 por ciento en promedio. Se cuidó mucho no achatar la pirámide salarial, se trabajó mucho sobre lo que era la antigüedad docente y a partir de eso fue posible avanzar en enero y cerrar en febrero, una propuesta de aumento al salario docente, otra vez dando la previsibilidad para todo el año.

 

La primera parte fue en febrero… 

La primera parte fue en febrero e inmediatamente en abril, el aumento completo. Ese fue otro pedido del gobernador Hugo Passalacqua con la consigna de que Misiones haga el esfuerzo de dar esta propuesta salarial desde el inicio del ciclo. En este momento ya los docentes están percibiendo el aumento de este primer tramo y también eso es dar previsibilidad.

 

¿Se logró avanzar con los gremios en una discusión que exceda lo salarial?

 

Totalmente, sí.  El acuerdo que se ha firmado implica muchos más ítems, de políticas educativas, políticas públicas para todo el universo de la provincia, que van más allá de la discusión del salario docente. Nosotros hemos trabajado durante todo el año también, para garantizarles a los gremios la continuidad de las políticas socioeducativas en Misiones, que implican además de éstas políticas, la capacitación totalmente gratuita y al servicio de la comunidad docente y a las instituciones, además del acompañamiento a las familias, como por ejemplo con las líneas de las mochilas técnicas. A todos los chicos que ingresan a la educación técnica en primer año, el Estado les provee una mochila con todos los materiales, uniformes e incluso los calzados que se necesitan para estar en los talleres con todas las normas de seguridad. Son políticas que van directamente al núcleo de las familias para garantizar lo que necesitamos y buscamos, que es que todos los niños puedan no solo  ingresar a la educación primaria, secundaria o superior, sino continuar con toda normalidad todas las exigencias académicas, atendiendo a todas las necesidades económicas, sociales y demás, y, culminar en tiempo y forma que es un gran desafío que tenemos. En el secundario estamos lejos, en el nivel inicial y primario hemos tenido un avance más que significativo, primero en garantizar la escolaridad en toda la provincia. Hoy tenemos niveles iniciales que tienen hasta 250 chicos en distintas divisiones. Y tenemos salitas que tienen 10 niños que pueden ir a la escuela y estamos avanzando con toda la infraestructura. La Primaria es uno de los niveles que está más consolidado, tenemos el universo cubierto, además toda la población que tiene que estar en la escuela tiene el servicio educativo garantizado. Y en secundaria, estamos dando pasos agigantados con la llegada del sistema secundario a todo el territorio. El municipio número 76 que es el de Pozo Azul, ya tiene sistema educativo inicial, primario,  secundario y de adultos. Estamos trabajando en las obras de mejoras en infraestructura, refacciones, ampliaciones para que se sigan incorporando los chicos del secundario.

En Pozo Azul el interventor nos comentó que tienen que relevar su población real, que hoy se estima que son 10 mil habitantes. En el municipio hay un colegio secundario, una EFA, que es una extensión de una de Eldorado y el SIPTEP también tiene instalado su núcleo educativo. Hay nueve escuelas primarias y aulas satélites. Estamos trabajando para que los chicos del nivel secundario puedan incorporarse, porque hicieron su escuela primaria y abandonaron, así que ahí hay que trabajar mucha secundaria común y secundaria de adultos, porque hay algunos chicos que tienen más de 18 años. Es una maravilla como la comunidad está entusiasmadísima aportando y trabajando juntos. Las veces que vamos siempre nos visitan y nos acompañan en las visitas a las escuelas. Están muy entusiasmados.

 

¿Y en el resto de la provincia?

En el resto de la Provincia el gran desafío son nuestros jóvenes. Tanto los que están ya en el sistema educativo, como los que hay que incorporar, invitar y ofrecerles una alternativa educativa que tenga que ver con sus realidades, porque ese es el desafío de la educación secundaria: No para todos el sistema secundario común, así como lo tenemos pensado, es la alternativa. Hay otras alternativas y tiene que ver con los docentes para jugarse por lo que los jóvenes necesitan y proponerles ese acercamiento al sistema educativo.

 

¿Mejoró la tasa de retención de los chicos? Porque en ese aspecto hay un abandono importante en la escuela secundaria…

Hay un abandono es cierto, pero estamos trabajando con mucha fuerza también en la retención con un programa de tutorías y también con la educación superior, a través de un programa que se llama “Nexos” que funciona en la provincia, con el que en este año se implementarán proyectos de acompañamiento tutorial para todos los estudiantes avanzados del secundario, también para entusiasmarlos a que permanezcan en el sistema educativo. Entonces sí, se está mejorando, con el programa de reingreso el año pasado se logró real y efectivamente reincorporar a 300 jóvenes a la escuela secundaria común. Chicos que habían dejado porque adeudaban materias, tuvieron acompañamiento con profesores, que los orientaron para que rindan en sus espacios curriculares, y este año regresaron normalmente a la escuela secundaria.

 

¿A partir de este año Misiones se hace cargo de un tramo más del artículo 9?

Sí, este año Misiones absorbe el 50 por ciento de ese artículo. 

 

Eso también aumenta el recurso que tiene que aportar el Estado… 

Sí, el Estado provincial hace el esfuerzo de seguir aportando a ese concepto que no cuenta como aumento pero también está puesto en el acta acuerdo no solo porque se absorbe lo que significa ese monto de dinero, sino porque hay un  compromiso de blanqueo, por lo cual es una mejora salarial porque al docente de cobrarlo en negro, pasa a estar en blanco, es remunerativo y le impacta en toda la escala salarial.

Resumiendo, hay que mirar bastante para atrás para entender el acuerdo firmado… 

Totalmente. En estos últimos diez, 15 años, hay una línea de trabajo y un hilo conductor que muestra que todo lo que la Provincia ofrece es en blanco y va al básico. Una premisa fundamental por lo cual, la respuesta de los docentes misioneros es inmediata. Hay una aceptación masiva de estas propuestas, no solo en el bolsillo de los docentes sino en sus aportes, lo que habla también de una previsibilidad a futuro.

 

En éstos últimos 10 años se crearon un montón de escuelas y cargos…

También hubo un aumento en los cargos. En el número de escuelas tenemos un crecimiento importante. En la creación de niveles iniciales para cubrir lo que la ley establece, exponencial realmente. Hay una línea de gestión del Gobernador iniciada cuando era ministro de Educación, que fue empezar a completar la educación primaria y secundaria, eso realmente es inigualable. Sin ir más lejos en la educación técnica había 40 escuelas, hoy tenemos 70. Escuelas secundarias hay casi 300 escuelas comunes entre UGL rurales que paulatinamente se van transformando en escuelas comunes. Y eso implica toda la planta docente que se necesita.

 

¿Es uno de los sectores que más ha generado empleo?

Sí, sin ninguna duda el Estado  tiene su masa más grande de ocupación en la Educación.

 

A eso se le suma el presupuesto educativo, que también está a la cabeza…

El presupuesto es un gran logro, porque más del 50 por ciento del presupuesto está volcado a una mirada social que incluye salud, educación, desarrollo social y seguridad. Pero de allí, que más del 30 por ciento esté pensado para educación es clave porque es necesario garantizar la formación de nuestros jóvenes.

 

Y aún así hay problemas…

Pero es el futuro de nuestra juventud, porque tenemos una población con muchos jóvenes y muchos niños, y todos tienen que tener acceso a la educación, eso es fundamental.

 

¿Se resolvió el conflicto por el ajuste de Nación en el programa Progresar?

Ahora estamos tratando de resolver y esperamos tener buenas noticias esta semana para que la oferta académica privada también sea de acceso para los becados. En el sistema ya aparecen las ofertas educativas de las universidades privadas y seguimos trabajando para que aparezca la oferta educativa superior no universitaria, algunas estatales que están faltando y algunas privadas que consideramos que por la situación de Misiones, deben estar incluidas. Históricamente los institutos de formación docente estuvieron a manos de la gestión privada y lo siguen estando. Hoy trabajamos en conjunto porque lo que es importante es que sigan estudiando y decidan formarse. El Progresar en Misiones fue mutando. El mayor porcentaje pertenecía a la formación profesional, y después al secundario. Hoy es totalmente contrario, el mayor porcentaje son jóvenes que están estudiando en institutos de formación superior técnica y eso es un capital invaluable para la provincia. Porque no solo es capital humano sino que tiene impacto en todos los ámbitos de la sociedad…

 

Y eso hay que pelearlo… 

Eso lo seguimos diariamente, tanto en la comunicación como en el ministerio de Educación como mensajes a las órbitas del ministerio de Educación de la Nación, pero en Misiones, al tener todo el sistema organizado tenemos la información nominal de cada beneficiario, de cada instituto, como base de datos para garantizar este derecho.

 

¿Qué opinión tiene sobre este debate de cobrarles a los extranjeros que estudian en Argentina?

En Misiones no es alto el porcentaje, más que nada se da en la Universidad. No tengo el dato consolidado, pero en lo que es la educación provincial no es un tema que nos preocupa ni que afecte a las plazas dejando fuera a la población argentina o misionera. Los argentinos apostamos a la educación y personalmente creo que tenemos que tener la posibilidad de que todos accedamos a la educación.

http://www.economis.com.ar