POSADAS. Iniciar un negocio propio conlleva dedicación, tiempo y esfuerzos de distinta índole. Aprender un oficio, sentir pasión por él y poder vivir de la actividad que se elige es un logro de muchos emprendedores. Javier Rivero, oriundo de Posadas, supo encontrar en la fabricación de cuchillos artesanales la combinación perfecta de todas estas características y hoy lleva adelante su propio proyecto con el cual sustenta la economía del hogar.

 

Javier aprendió el arte de la cuchillería con su padre, quien le transmitió el conocimiento y la técnica. “Me dedico a la cuchillería desde la cuna, porque mi papá era cuchillero. Es una pasión porque cuando hago esto me olvido de todos los problemas, me encanta y por eso vivo de esta actividad”, relató entusiasmado sobre el arte de doble filo.

Además de los chuchillos, Javier brinda el servicio de templado, afilado y restauraciones y fabrica facones para gauchos y trabajos rústicos en madera, principalmente cartelería. Por la mañana atiende su puesto en el Mercado Concentrador Zonal de Posadas y por la tarde se encuentra en el taller creando las piezas de cuchillería, mientras su esposa lo ayuda a coser las vainas de cuero.

La técnica más habitual para fabricar cuchillo es por desbaste, primero se dibuja en el acero la hoja que se quiere hacer, se corta con la amoladora y luego se trabaja a mola o lija hasta darle la forma deseada. Por último se hace el pulido, también a mano.

La otra técnica es por forjado, se lleva la pieza a la fragua a una temperatura de 800, 1.000 o 1.200 grados, temperatura de caldeo. Después, se la coloca sobre una bigornia y se la estira con una maza, cuando se enfría se la vuelve a calentar hasta logar el largo deseado y a partir de ahí se hace lo mismo que con el desbaste, se dibuja sobre la hoja, se corta y se empieza a moldear.

 

Buenos precios

Los productos de Javier Rivero se caracterizan por tener buenos precios. Los cuchillos con vaina de cuero cuestan desde 150 pesos en adelante. “Este es mi puntal, el trabajo que me da de comer todos los días.  Es un buen producto y hay para todos los gustos y bolsillos”, remarcó.

El emprendedor expuso que apuesta a la capacitación permanente para poder mejorar la calidad de sus productos. Además comentó que dedicarse a la fabricación de cuchillos le produjo muchas satisfacciones a lo largo de los años. “Lo que hago me trajo infinidades de amigos y conocí mucho el país. Me voy perfeccionando para poder continuar. De los errores también voy aprendiendo”, aseguró.

Javier Rivero es otro emprendedor que aprovechó el espacio sin costo que brinda el Mercado Concentrador Zonal de Posadas, dependiente del Instituto de Fomento Agropecuario e Industrial (IFAI). El centro comercial se encuentra en avenida Aguado N° 4450, a dos cuadras de avenida Chacabuco y a una cuadra de avenida Ituzaingó de la ciudad de Posadas. Atiende de martes a sábados, de 7:00 a 12:00 horas. Las líneas de colectivo que llegan hasta allí son: 09, 28, 203 y 16.