La petrolera estatal YPF aumentó un nuevo 3 por ciento el valor de sus combustibles a partir de hoy en todo el país para las naftas y gasoil, en sintonía con los aumentos aplicados en los últimos días por las compañías privadas. Es la tercera suba del año que llega a los surtidores. Con los aumentos del 24 de enero y el 6 de febrero, el combustible había alcanzado un 8,5 por ciento de aumento en los primeros dos meses del año.

 

Los precios vigentes en las estaciones de servicio de la Ciudad de Buenos Aires a partir de hoy treparon a los 25,24 pesos para el litro de nafta súper y 29,28 para la premium. En el caso del gasoil, los valores quedaron en 22,06 pesos para el D500 y en 25,70 para el premium Infinia.

Según explicaron fuentes del sector, “los aumentos son producto de la suba del precio del barril de petróleo crudo, que se ubicó en US$ 65,58; el dólar, que en los últimos dos meses se incrementó 3,58 por ciento respecto del peso; y también al costo de los biocombustibles, cuyo valor aumentó entre 11 y 18 por ciento a fin de marzo”.

De este modo, YPF se sumó a los incrementos de combustibles que en los últimos días aplicaron las petroleras privadas Axion y Shell. Es el quinto aumento en el precio del combustible de la petrolera estatal desde que el ministro de Energía, Juan José Aranguren, decidió liberar el precio interno de los combustibles, los cuales pasaron a tomar de referencia, desde entonces, el precio internacional del crudo (en dólares) y su conversión a precio local (paridad cambiaria).