Después del “no sé” del presidente Mauricio Macri en Iguazú, los empresarios y el Gobierno misionero dieron un paso más para unificar posiciones sobre la reglamentación del artículo 10 de la ley Pymes para elevar un planteo conjunto a la Nación.

 

Ahora se enfocarán en lograr algún beneficio que sea de alcance provincial y no “parches locales”, como el ITC diferenciado para los combustibles –que de todos modos, depende de alguna decisión política de Nación, como admitió el ministro del Interior, Rogelio Frigerio-. Entre las demandas que elevará Misiones figuran como prioridad la aplicación inmediata de la exención de contribuciones patronales hasta 12 mil pesos y la devolución automática de un porcentaje del IVA para los productos que se consuman en Misiones y de empresas misioneras. También se insistirá con alguna rebaja impositiva que ya está en borrador.

En la mañana de este miércoles, en Casa de Gobierno, el jefe de Gabinete, Adolfo Pischik fue el anfitrión de una nueva reunión con la Confederación Económica de Misiones y la Cámara de Comercio de Posadas. Participaron además el secretario de Hacienda, Adolfo Safrán y el ministro del Agro, José Luis Garay, junto al presidente de la CEM, Gerardo Díaz Beltrán y el vice, Alejandro Haene y el presidente de la Cámara de Comercio posadeña, Carlos Beigbeder y su antecesor, Fernando Vely.

Otra de las medidas propuestas será replicar los beneficios del programa Ahora Misiones -con esfuerzo compartido entre Gobierno, empresas y bancos- en los planes nacionales Ahora 6, Ahora 12 y Ahora 18: con seis, doce o 18 cuotas sin interés  y reintegro del IVA.

“No había falta de unidad, había que ajustar la mira”, indicó Díaz Beltrán.

Entre los puntos que quedaron en el borrador, figura también planes de incentivo al consumo. La devolución del IVA a través de las compras por débito y crédito es una parte sustancial: “Queremos que sea automática la devolución a través de un descuento en el número final, no que sea con el próximo resumen. Y que sirva para compras de productos misioneros y en comercios misioneros, porque nosotros debemos defender a los intereses de nuestros asociados”, explicó Haene. Esto es, traducido, que no podrá aplicarse a negocios de capitales extraprovinciales. Se planteará utilizar el costo fiscal del ITC diferenciado para trasladarlo a la devolución del IVA: unos 30 millones de pesos al mes. 

“Misiones es la más castigada por las asimetrías. Eso debemos hacerle entender al Gobierno nacional. Nosotros tenemos claras las dificultades”, insistió Díaz Beltrán.

También se trabajó sobre la necesidad de contrarrestar la iniciativa de Brasil de crear 23 nuevas zonas francas en la frontera. Se barajan varias posibilidades, pero se descartó que imitar la medida en algunos puntos de la provincia, porque en definitiva, será un negocio individual y lo que se pretende es que las medidas sean de alcance provincial. “Apuntamos al artículo 10 de la ley Pymes porque los beneficios deben ser para las pequeñas y medianas empresas. Las grandes tienen otras problemáticas que están siendo atendidas por la Nación”, remarcaron los empresarios.

 

Economis.com