Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos revelan que se crearon 507 mil puestos de trabajo durante 2017. Sin embargo, la lectura de los datos arroja resultados no tan positivos: los asalariados registrados son los menos en un escenario dominado por el trabajo en negro y el cuentapropismo.

 

Del medio millón de puestos generados durante el año pasado, solo son asalariados registrados 127.000, mientras que los asalariados no registrados (o trabajadores en negro), ascienden a 157.000 y los cuentapropistas suman 223.000. Es decir, una mayoría de los argentinos se volcó al trabajo particular después de un 2016 marcado por miles de despidos.


Lo cierto es que la recuperación del empleo estuvo liderada por los puestos no registrados y los cuentapropistas. Esos dos segmentos donde predominan los salarios bajos y la inestabilidad representaron 69 de cada 100 puestos creados en el segundo año del gobierno de Mauricio Macri.
Este escenario laboral por supuesto, no es estable. Depende del momento y de que la economía no vuelva a frenarse.
De acuerdo a las estadísticas oficiales la participación de la remuneración al trabajo en el ingreso alcanzó a 51,6 por en el cuarto trimestre de 2017. La cifra es 0,6 puntos porcentuales inferior a la registrada en el mismo período del año pasado.

La tendencia se repite en Misiones, aunque no es tanto el crecimiento del cuentapropismo. Si creció el empleo no registrado.
Según datos del Instituto Provincial de Estadística y Censos, en Posadas al tercer trimestre de 2017 había 155.436 personas ocupadas (5,1% más que en el mismo trimestre del 2016). De ese total, 74,0% pertenecen a la categoría obrero/empleado, es decir, 114.981 personas (4,8% más que en el mismo trimestre del 2016).


Los cuentapropistas que conforman el 20,6% del total de ocupados (con un crecimiento interanual del 3,0%) y son patrones el 4,6% de los ocupados (con un crecimiento interanual del 33,4%).
Por el contrario, trabajadores familiares sin remuneración el 0,8% (la cifra interanual disminuyó un 26,2%), lo que revela una “migración” de amas de casa a buscar un trabajo para complementar los ingresos familiares.

El empleo no registrado o “en negro”, aumentó un 6,2% con respecto al tercer trimestre del año anterior (pasando de 37.284 a 39.607 personas), mientras que el empleo registrado aumentó en menor proporción: un 4,1% de manera interanual (pasando de 72.431 a 75.374 empleados registrados).

 

Economis.com