La escuela 857 colmó sus pasillos de narraciones, esta vez las familias formaron parte de los cuentos, poesías y trabalenguas. Las propuestas de los docentes y alumnos movilizaron a los padres y la comunidad para reencontrarse entre ellos a través de la lectura.

En el barrio Fátima de Garupá, la lectura fue la herramienta utilizada para acercar la comunidad a la escuela y colmar los patios de narraciones,  donde los protagonistas fueron los niños junto a sus familias. “Siempre se buscó encontrar en la lectura la manera para que el niño aprenda y entienda lo que lee, este año, junto a los docentes de la escuela trabajamos en equipo sobre talleres de lectura, creíamos que a través de ellos podíamos acercar a los niños, proyectos reales sencillos y que se puedan hacer, sobre todo que integren”, explicó Irma Yanke Directora de la Escuela Provincial N°857.

Ésta comunidad escolar tuvo muchos cambios, familias relocalizadas que volvieron a comenzar, como así también muchas que van fluctuando a medida que crece la ciudad y que llegan de otras zonas, del interior u otras provincias.

“Necesitábamos que los niños comenzaran a soltarse, conectarse entre ellos y nosotros a través de este Taller de Lectura con ellos y sus familias. Este proyecto escolar busca reencontrarse con la lectura y lo que ese universo propone. Logramos que los padres traigan sus experiencia, vengan a leer, vengan a contar en las escuelas junto a sus hijos”, explicó una docente de la escuela.

En este sentido, también remarcaron que es importante conocer a las familias para entender a los niños, pero a través de los niños también acercar a las familias. “Buscamos temas que le interesen a todos. Nosotros en el primer ciclo, hicimos una biblioteca en el patio, pero todo comenzó con la idea de acercar cajas de madera, pintarlas (reciclar), los chicos fueron decorando un espacio a su medida y acercaron sus libros. Así surgieron las actividades, competencias de trabalenguas, poesías, narraciones junto con los padres, un espacio donde podemos disfrutar y aprender entre todos”, explicó Pamela maestra de primer grado.

“Los padres también necesitan de la escuela, y es a través de ella que se educa a una comunidad entera, la Escuela representa sus sueños y sobre todo la posibilidad de  hacerlo posible a través de nuestros alumnos, ese es nuestro objetivo, por ahí vamos cada vez que iniciamos un proyecto junto a todos los docentes y logramos involucrar a las familias, el logro es para ese alumno que se entusiasma y multiplica ese entusiasmo en su hogar.”, concluyó la Directora Irma Yanke.