Por recomendación del Ministerio de Hacienda, la AFIP actualizará desde este 1º de junio un 6,7% el monto del Impuesto a los Combustibles (ex ITC). La medida incrementará en un 1,3% el valor de los combustibles en los surtidores. Las naftas y el gasoil aumentarán desde las cero horas del viernes alrededor de 40 centavos por litro.

 

De acuerdo con lo establecido por la reforma —Ley 27.430— el Impuesto a los Combustibles se actualiza trimestralmente en función de la evolución del Índice de Precios al Consumidor (IPC) que publica el Indec. Como en el último trimestre la inflación aumentó un 6,7%, la AFIP comunicó a las petroleras que mañana actualizará el ITC en esa misma magnitud.

 

En los hechos, la decisión terminó con el congelamiento por 60 días dispuesto en surtidores. El Gobierno firmó a principios de mayo un acuerdo con las principales petroleras del país que congeló por 60 días —hasta el 1º de julio— el precio de los combustibles en las estaciones de servicio, para evitar el desmadre de los precios tras la brusca devaluación del peso y la fuerte alza del barril a nivel internacional.

 

La suba en los valores se dará porque la AFIP sube los impuestos que gravan el expendio de los combustibles. En medio de los ajustes por cumplimiento de metas fiscales, solo por la suba del Impuesto a los Combustibles, el Tesoro recaudará en junio más de 600 millones de pesos adicionales. El impuesti que carga la venta de naftas y gasoil aporta, en total, unos $ 10.000 millones por mes.

 

La reforma impositiva que entró en vigencia el 1º de marzo modificó la metodología a través de la cual el Estado recauda impuestos sobre el expendio de combustibles. En rigor, se instrumentó un esquema de montos fijos para cada tipo de derivado del petróleo que se actualiza trimestralmente. Se reemplazó así el viejo sistema de alícuotas que servían para calcular, vía porcentajes, los impuestos en base al precio de venta de los combustibles a la salida de refinería.

 

El Impuesto a los Combustibles asciende a $ 6,72 en el caso de las naftas y $ 4,14 en el caso del gasoil. Las petroleras —YPF, Shell, Axion Energy, entre otras— pagan un 88% de esa cifra en el caso de las naftas (están mezcladas con un 12% de bioetanol, que no está gravado) y un 90% en el caso del gasoil (se mezcla con biodiesel, también exento).