El diputado nacional Leopoldo Moreau (Unidad Ciudadana) indicó que es el momento en que los Gobernadores tienen que optar “por la verdadera gobernabilidad”. “La gobernabilidad es que el pueblo pueda comer, es que los comercios puedan vender, las empresas puedan funcionar. Están en crisis no solamente las pequeñas y medianas empresas. Incluso las grandes empresas”, subrayó. 

Moreau recordó que América Latina es objeto desde hace ya varios años de una contraofensiva de grandes grupos financieros internacionales en combinación con el complejo militar industrial de los Estados Unidos que pretenden instalar un proyecto neocolonial. “Antes los viejos conservadores hablaban de las colonias prósperas, hoy ni siquiera se hablan de eso sino de colonias sumisas”, aseveró.

Según el legislador, el objetivo de esta nueva etapa “neocolonial” son los recursos naturales de América Latina. “No es como en la década del ´90 que la intermediación financiera internacional vino por las empresas públicas, por los activos argentinos o de otros países. Esta vez vienen por el petróleo de Brasil y de Argentina, por las minas de litio de Chile, Bolivia y Argentina. Tenemos el 80 por ciento -entre los tres países- de la reserva mundial de litio. Vienen por los acuíferos”, enfatizó.

En tal sentido, Moreau consideró que se atraviesa “momentos muy complejos” porque para lograr esos objetivos, Estados Unidos – que se había descuidado un poco de América Latina para posar sus ojos excesivamente sobre Medio Oriente- ha decidido arrasar, primero con los gobiernos populares, por eso pasó lo que pasó en Brasil donde derrocaron a (la presidenta) Dilma (Rousseff) y hasta el día de hoy nadie puede explicar por qué; pero además tienen que destruir los gobierno populares”, remarcó.

Diferenciaciones y parecidos

Moreau diferenció el comportamiento de algunos Gobernadores respecto a su relación con el gobierno nacional encabezado por Mauricio Macri.

“Hay algunos que acompañan filosóficamente el proyecto de Macri y que, además, tienen terminal en la Embajada de Estados Unidos. Uno de ellos es (el salteño Juan Manuel) Urtubey, que lo hace por convicción y no por especulación. Y hay otros que lo hacen por especulación”, aseguró.

Para el legislador de extracción radical, esa especulación se la puede entender hasta determinado límite. “Yo lo pongo en estos términos, así como ninguno de nosotros, ciudadanos, no podemos creer que nos podemos realizar si la sociedad se hunde, como viene ocurriendo -apuntó-, tampoco nadie puede creer que una provincia se puede salvar si el país se hunde”, consignó.

“Los Pactos Fiscales no se cumplieron, fue todo un engaña pichanga -consideró-. Y ahora llega el Presupuesto, el último del gobierno Macri porque se le termina el mandato. En mi vida vi un Presupuesto más regresivo que éste. Disminuye la inversión en obra pública, muy fuerte, disminuye el gasto privado y pública, también en términos reales las partidas de Salud y Educación”, puntualizó Moreau.

Lamentó el legislador nacional que el proyecto de Presupuesto no sea “serio”. Y ejemplificó que en el cálculo de gastos y recursos de la Nación se estima que el año que viene el dólar promedio será de 40 pesos “y hoy ya está en 42”.

“El propio Gobierno ha dicho que la meta a fin de año es un dólar de 48 pesos, en el acuerdo con el FMI. Y en el Presupuesto pone que la meta en 2019 es un dólar a 40. Todo es una mentira, como lo fue el Presupuesto 2018”, señaló.

“El cuento de la Gobernabilidad”

Moreau indicó que es el momento en que los Gobernadores tienen que optar “por la verdadera gobernabilidad”. “La gobernabilidad es que el pueblo pueda comer, es que los comercios puedan vender, las empresas puedan funcionar. Están en crisis no solamente las pequeñas y medianas empresas. Incluso las grandes empresas”, subrayó.

“La gobernabilidad la tiene que asegurar el Gobierno con buenas políticas. Pero si no lo asegura y destruye la Argentina, no hay ninguna provincia que se pueda salvar”, sentenció.

El papel de la UCR

Leopoldo Moreau estimó que el radical “de a pie, común” ya va tomando distancia de Cambiemos “porque es un argentino más, un comerciante, un profesional, un laburante que sabe que todo esto se está cayendo a pedazos y su economía también”.

En tanto, dijo que hay algunos dirigentes del centenario partido que no se animan a dar el paso “pero saben que la situación ha llegado al límite”.

Recordó que hace algunas semanas publicó una Carta Abierta a la dirigencia radical diciéndoles “es ahora”. “Porque me parece que ya no hay más nada para discutir. Un gobierno que arrasa con la educación pública, con la salud pública, que tiene carácter neocolonial, que pretende entregar nuestras riquezas naturales ya no tiene nada que ver con el radicalismo. Y, además, arrasa con la República, que siempre fue una de las banderas que más defendió el radicalismo en su historia”.

No obstante, Moreau mencionó que hay algunos dirigentes de la UCR que están en el frente Cambiemos “por el cargo, otros tal vez están por convicción porque han dejado de ser radical para pasar a ser antiperonista, antikirchnerista, o se han dejado ganar por el envenenamiento de Clarín y de los que todo el tiempo están sembrando odio”.

Agregó que en todo este contexto “se viene un quiebre”. “Hay expresiones, en Santa Fe casi todos los senadores del Norte provincial se fueron de Cambiemos y hay Intendentes que están tomando distancia”, consignó.

Respecto a Ricardo Alfonsín, comentó que no puede seguir pensando que pueda ser “la izquierda de Cambiemos, eso no existe”.

Proyecciones y gran frente patriótico

Moreau consideró que derrotarlo a Macri en las elecciones de 2019 no será difícil “porque la caída de la imagen del Presidente y su Gobierno es descomunal”.

Pero observó que también se presenta un desafío, “cómo reconstruir el país después de Macri”. Y para ello afirmó que se debería formar un “gran frente patriótico” que además de las fuerzas políticas incluya sectores sociales de todo tipo con el objetivo de construir un programa de reconstrucción nacional.