La cifra fue brindada por el especialista en Seguridad Vial, Luis Di Falco, quien aseguró que la cifra es similar a la que se registró hasta octubre del 2017 y alertó que de seguir con la misma tendencia, el año podría terminar con unos 300 muertos por siniestros viales en Misiones. “Estamos bastante mal. La principal causa es el alcohol. Los fines de semana tenemos un promedio de entre tres y cinco fallecidos”, dijo.

 

En ese sentido, agregó “ahora que vino el calor, la gente sale más y toma más alcohol y lamentablemente eso se ve reflejado en estadísticas negativas”. Añadió que “también está creciendo el porcentaje de siniestros donde está presente el tema de las drogas”.

Respecto a los controles de tránsito, subrayó que  “no funcionan, porque son estáticos, en vez de ser dinámicos. La gente los ve y doblan antes de llegar. También se avisan por los grupos de Whatsaap para evitarlos. Tienen que circular por la calle e intervenir cuando ven una infracción”.

A su vez, señaló que en Misiones en materia vial “tenemos una cultura de hacer las cosas mal. La gente educa a sus hijos llevándolos en motos, siendo que menores de 12 años no pueden estar en motocicletas y así y todos los llevan a la escuelas en ese vehículo. A veces familias enteras viajan así. Hay otras herramientas, está el colectivo con un boleto gratuito o caminar, lo más importante es cuidar la seguridad de los chicos”.

Afirmó que “desde chicos hay que enseñarles para que luego no repliquen las malas conductas”.

N6