Passalacqua  felicitó a quienes están al frente de la empresa familiar, quienes eligieron la provincia para ampliar la producción que originalmente comenzaron en Entre Ríos, ya en 2002. La decisión de instalarse en la tierra colorada fue precisamente la riqueza de su suelo, con alta concentración de hierro y un PH bajo, al nivel del que requiere el arándano, según precisaron los responsables. 

 

“Encuentro Berries” brinda trabajo a unas 175 personas, distribuidas en 160 que se desempeñan en las trece hectáreas de plantación y otras 15 en la zona de empaque y se encuentra en pleno proceso de cosecha de su producción, clasificación y empaque para su comercialización en el exclusivo mercado europeo, destino que tiene la fruta de manera exclusiva.

 

En San José, el emprendimiento se destaca por la particularidad de esta fruta tipo Premium , cuyo plantío requiere un sistema de riego especial que se hace por medios computarizados para el control de cantidad y presión adecuada. Después de cinco años, una planta en perfectas condiciones puede rendir entre cinco y seis kilos de la exquisita fruta.

 

Esta producción requiere mano de obra intensiva para la cosecha, de unas 30 personas por hectárea, lo que aporta solución al problema de empleo de los tareferos, ya que la recolección se realiza entre septiembre y noviembre, justo en el período de interzafra, cuando los cosecheros se quedan sin trabajo. Como los compradores son internacionales, uno de los requisitos de calidad es que el empleo sea en blanco y formal.