Con esto se busca estandarizar controles y permisos sobre servicios entre privados (agencias y taxis más remises). La firma fue concretada este martes en Iguazú. Estuvieron presentes el Intendente, Claudio Filippa, el Jefe de Tránsito, Nicolás López, el presidente del Iturem, Leopoldo Lucas, y el Juez de Faltas, Steve Sieza; en tanto que por la parte brasileña se hicieron presentes el Secretario de Turismo, Industria, Comercio y Proyectos Estratégicos, Gilmar Piolla y el Superintendente de la Foztrans, Fernando Maraninchi.

 

 

El acuerdo fue firmado con el objeto de establecer reglas comunes al servicio de transporte de pasajeros que utilizan servicios de taxis, a efectos de dar garantías operativas claras, recíprocas y justas para los trabajadores de ambas orillas.

Para que los vehículos puedan circular libremente en las dos ciudades deberán poseer toda la documentación exigible en los países, más la lista de pasajeros sellada en el control fronterizo del país donde pretende realizar el servicio.

Sin embargo, todavía no se logró autorizar que los taxis argentinos puedan retirar a sus pasajeros en el aeropuerto de Foz, y que los brasileños vengan al aeropuerto argentino; tampoco en las terminales de ómnibus.

En tanto, el acuerdo contempla la creación de un Comité Disciplinario para la aplicación de penalidades, compuesto por 1 representante del órgano oficial de transporte de Foz, uno del de la Municipalidad de Puerto Iguazú y un representante del sector turístico de cada municipio.

Del acuerdo también participaron referentes de los trabajadores del volante de ambas ciudades, entre ellos “Fredy” Ríos, quien destacó y agradeció los alcances del acuerdo, poniendo de relieve el trabajo previo que se realizó para llegar al resultado: “Esto significa más trabajo para nosotros, porque vamos a poder llevar a nuestros pasajeros a los hoteles de Foz, y los vamos a poder seguir atendiendo, y lo mismo van a poder hacer nuestros pares brasileños”.

Fuente: El Independiente

APF