El grupo de religiosos cuestionó la iniciativa del Gobierno de establecer un nuevo “sistema de responsabilidad juvenil”. “Los aires de violencia, represión y punición que soplan en la región (‘bolsonarización’) y el mundo ayudan a este nuevo viejo intento”, afirmaron.

 

La baja de la edad de imputabilidad impulsada por el Gobierno sigue sumando críticas. En esta ocasión, el grupo de Curas en la Opción por los Pobres emitió un duro comunicado contra la iniciativa.

“Los aires de violencia, represión y punición que soplan en la región (‘bolsonarización’) y el mundo ayudan a este nuevo viejo intento”, expresó el colectivo de religiosos en un documento titulado “Dejen que los niños vengan a mí”, que fue difundido este sábado.

En ese sentido, cuestionan la premisa que sostiene el oficialismo de que “la solución a la pauperización que el mismo sistema genera (y al que pareciera adscribir la alianza gobernante con sus iniciativas)” pareciera ser “multiplicar penas o cárceles”.

A su vez, se remarca que “paradójicamente asistimos con estupor al intento de cierres de escuelas y universidades, al desfinanciamiento de programas sociales, al intento de militarizar la sociedad proponiendo las armas como remedio a los males de la desintegración social”.

Por último, los Curas optaron por transcribir en su documento un fragmento del escritor uruguayo Eduardo Galeano, titulado “La infancia es un peligro”. Allí el intelectual oriental escribió que  “Desde el punto de vista del sistema, la vejez es un fracaso, pero la infancia es un peligro. En muchos países latinoamericanos, la hegemonía del mercado está rompiendo los lazos de solidaridad y está haciendo trizas el tejido social comunitario”.