La Asociación de Municipios de las Misiones, junto a la Municipalidad de Porto Xavier y la Municipalidad de San Javier apoyan la reanudación de los estudios de los aprovechamientos hidroeléctricos Garabí-Panambí, situados en el tramo del río Uruguay compartido por Argentina y Brasil.

 

Los municipios aprovecharon la reunión entre los presidentes Mauricio Macri y Jair Bolsonaro, ocurrido en Brasilia el pasado 16 de enero, para solicitar se incluya en la agenda oficial este proyecto que consideraron “de integración energética de América del Sur”.

Informaron que los mencionados aprovechamientos tendrían una capacidad instalada estimada de 2.200 MW y los estudios de ingeniería, de impacto ambiental y el Plan de Comunicación Social fueron contratados en 2013 por la empresa estatal argentina EBISA, en cooperación con la brasileña Eletrobras.

De acuerdo con el cronograma ampliamente divulgado en la región, las obras deberían haber comenzado en 2017; entretanto, em 2015 las estatales, “sin brindar explicaciones a la sociedad local”, paralizaron los estudios que estaban en marcha.

“Dada la relevancia del proyecto para la región y la incidencia junto a otras obras como el puente internacional”, las instancias municipales de ambos países se unieron para demandar informaciones “más precisas” y respuestas “formales” a los oficios enviados a las autoridades federales de los dos países, en noviembre último.