El 2 de junio próximo tendrán lugar las elecciones en Misiones para elegir gobernador, vice, diputados provinciales titulares y suplentes. La provincia se despega de la contienda nacional. Por Silvia Torres

 

 

El gobierno de la provincia de Misiones decidió que las elecciones para gobernador, vice, veinte diputados provinciales titulares y siete suplentes tendrán lugar el próximo 2 de junio y se espera que la mayoría y/o todos los municipios adhieran a esa fecha, para elegir intendentes y renovar parcialmente sus concejales.

En Misiones ocurrirá que por primera vez se votará en el municipio de Pozo Azul, recientemente creado.

Así, la provincia se une al pelotón de otras 14 que decidieron en igual dirección, diez de las cuales ya tienen definidas las fechas, en tanto cuatro deberán hacerlo en el transcurrir de la presente semana, con argumentos similares al expresado por el gobernador Hugo Passalacqu: separar las motivaciones y circunstancias distintas que inciden en las elecciones nacionales, para evitar el impacto sobre la decisión ciudadana en la definición de los gobiernos provincial y municipal y sus respectivos ámbitos legislativos.

El gobierno de Misiones hace uso de una atribución constitucional al definir la fecha de los actos comiciales. En este caso, Passalacqua pretende que se  “diferencien claramente las problemáticas provinciales de las problemáticas nacionales, que son dos universos muy diferentes”, de allí que la convocatoria en fecha distinta es una decisión que se tomó casi siempre y no solo por la circunstancia política actual.

Los gobiernos provinciales intentan presentarse ante la ciudadanía sin la contaminación de la elección nacional, en las que fue manifiesta la manipulación mediática y judicial que enturbia las decisiones populares, exacerbada desde el arribo de la alianza macrista-radical, cuando las fake news (noticias falsas) se convirtieron en el instrumento más usado, junto a promesas electorales -todas indefectiblemente incumplidas-, para influir sobre el electorado y alcanzar el triunfo en el 2015.

Analistas medianamente independientes consideran que las fake news serán de nuevo una herramienta a la que echará mano el gobierno nacional, en tándem con la provincia de Buenos Aires y la CABA, distritos gobernados por Cambiemos, donde se aglutina el mayor número de electores del país, aunque con adhesión en franco descenso, como es lógico de preverse ante el desastre económico social imperante en el país. No obstante, esta realidad palpable y que agrede la calidad de vida no solo de los sectores pobres e indigentes –que crecieron pavorosamente en estos tres años-, sino también a sectores medios cuyos ingresos perdieron capacidad de consumo, -sea por el descenso del poder adquisitivo de los salarios, sea por el cierre de miles de comercios, emprendimientos y pymes chicas y medianas, sea porque algún miembro de la familia quedó desocupado-, puede ser encubierto por el bombardeo mediático que tiene lugar cotidianamente en todos los canales de Tv y radio, con escasísimas excepciones.

Los gobiernos provinciales quieren zafar de ese mundo enrarecido que creó Cambiemos no solo para ganar en el 2015, sino también para mantenerse en la cresta de la ola mediante un relato cada vez más delirante, mentiroso y, sobre todo, cargado de un aborrecible cinismo, que caracteriza el discurso de MM y sus allegados. Las provincias tienen ingentes problemas cuya resolución se paralizó con el nuevo modelo de endeudamiento externo e interno, como alimento de la timba financiera y, en paralelo, el dramático descenso de las inversiones en materia económica y social, para que desarrollen las fuerzas productivas y el mejoramiento de la calidad de vida de sus pueblos.

Así planteada la realidad, 14 provincias van a elecciones para poner en juego el destino de sus gobiernos. Ellas son La Pampa, Neuquén, San Juan, Río Negro, Chubut, Entre Ríos, San Luis, Santa Fe, Córdoba y Mendoza, que ya decidieron las fechas y quedan pendientes de resolución en esta materia Chaco, La Rioja, Tucumán, Catamarca, Santa Cruz y Tierra del Fuego. Provincia de Buenos Aires, Formosa, Salta y la CABA tendrán sus comicios juntamente con la nacional y Jujuy, aún no definió por cuál camino electoral transitar.