En la mañana de este lunes el gobernador de la provincia, Hugo Passalacqua, junto al presidente del Intituto de Previsión Social (IPS), Carlos Arce, entregó créditos a 70 afiliados del de la ciudad de Posadas y en el transcurso de la semana se entregarán otros 35 a habitantes de distintos puntos de la provincia. El monto total de los créditos asciende a $2.456.000.

Esta ayuda excepcional a miembros del sector pasivo estatal se realiza en línea con la política trazada por el Gobierno misionero de optimizar los recursos a favor de los sectores más vulnerables, para lo cual se dictó el decreto específico que recuperó para el IPS la facultad de entregar créditos a sus afiliados.

Según la información proporcionada por la obra social, el IPS es la única en su tipo en todo el país que otroga este beneficio a sus afiliados. Desde el momento de la emisión del decreto que lo autoriza se emitieron 6.325 créditos, por un total de $98.221.700. Solo el año pasado se otorgaron 728, por una suma que alcanzó $16.480.000.

“Al tener esa visión de cercanía, al mirar a los ojos a la gente, uno inmediatamente, si hace las cosas como debe ser, con vocación, con ganas, con corazón, como lo hacemos todos…enseguida vamos a entender hacia dónde debe ir el dinero público” dijo Passalacqua antes de entregar en manos de jubiladas y jubilados provinciales los cheques por los importes que solicitaron y se congratuló por la posibilidad de brindar esta oportunidad económica a los afiliados provinciales. “Como suelo decir, la situación no está fácil, está muy difícil…y si para la gente está difícil, para el Estado también lo está. No es fácil recaudar y hacerse del dinero; entonces esos pocos pesos que va juntando por vía de la impuestos, lo tiene que disponer de forma astuta, inteligente, para que la plata gire y movilice distintos sectores de la economía”, reflexionó el Gobernador ante los presentes; además de destacar el alto grado de “sensibilidad social” del presidente del organismo provincial, cualidad esta que consideró parte fundamental del “Misionerismo que transforma un acto como este en una reunión de la familia misionera”.

A su turno, Arce precisó que los beneficiarios tienen libre elección de cuotas a la hora de cancelar el crédito y también disponen de la posibilidad de cancelarlo cuando le resten dos cuotas. “Pedimos que nos entiendan la demora que se produce en el otorgamiento, porque la idea es que estos créditos sean sustentables, que con el pago de las cuotas se vaya creando el fondo para pagar nuevos beneficios”.