El gobernador Hugo Passalacqua participó en la noche de domingo de la ceremonia inaugural del Mundial de Fútbol de Salón 2019, evento deportivo financiado íntegramente por el Gobierno provincial y que contó con una concurrencia que colmó el renovado Polideportivo municipal de Montecarlo.

Recorrimos un largo camino que comenzó hace cinco años, cuando peleamos para conseguir la sede; después había que contar con infraestructura y lo hicimos, todo con el esfuerzo de todos los misioneros”, dijo Passalacqua al arribar al estadio donde la multitud llenaba cada rincón, ataviados con camisetas, gorros y embanderados con la celeste y blanca.

El mandatario ingresó por la parte alta del estadio y caminó entre las tribunas, donde saludó a los presentes y como un hincha más, compartió platea con el embajador del país que enfrentaría a Argentina en el partido inaugural, Australia. Aplaudió entusiasta cada uno de los números artísticos que se ofreció en la apertura y se entusiasmó con la cantidad de goles con que los locales apabullaron a su primer rival (13-2).

Passalacqua reiteró la trascendencia de la realización del Mundial en Misiones, ya que por una parte, provoca “un efecto derrame que genera trabajo con la llegada de 15 delegaciones, de visitantes, turistas o fanáticos y por otra, el deporte es siempre una escuela de construcción social, casi tan importante como la educación y traer un campeonato de este nivel, hace que prenda entre los chicos y los jóvenes las ganas de ir a la cancha, de sumarse a un deporte y de alguna manera, les abre nuevos horizontes”.

El encargado de brindar la bienvenida en nombre de la Provincia fue el ministro de Deportes, Rafael Morgenstern, quien además de manifestar el gran orgullo por el trabajo de todos para la concreción de este espectáculo, extendió su agradecimiento “a quien hizo del deporte misionero una política de Estado”, en alusión al gobernador Passalacqua.

La apertura artística estuvo a cargo del ballet del Centro del Conocimiento, con la presentación de ritmos y bailes de distintas regiones; seguido de la parte protocolar y finalmente, el show de goles de Argentina que se lució ante su público, con una seguidilla de goles entre los que se cuentan dos del único misionero que forma parte del seleccionado celeste y blanco, Sandro Antiveros.