“Buenas prácticas de cultivo en horticultura” es el título de la capacitación que brindó el equipo técnico de la Subsecretaría de Desarrollo y Producción Vegetal del Ministerio del Agro y la Producción, en la Escuela de la Familia Agrícola (EFA) “San Arnoldo Janseen de Puerto Esperanza. Estuvo destinada a estudiantes, docentes y productores de la zona. La charla la dictó el director de Horticultura del ministerio, Eduardo Auras, quién además brindó explicaciones en campo, sobre una correcta instalación de sistemas de riego por goteo y aspersores.

 

 

“Es algo que venimos desarrollando desde el Ministerio del Agro y la Producción en distintos ámbitos. Estamos trabajando en las escuelas, los municipios, el correccional de mujeres y las comunidades de aborígenes”, explicó el subsecretario de Desarrollo y Producción Vegetal, Yaco Mazal. Agregó que el objetivo es “producir alimentos sanos, inocuos, de calidad para el consumidor”. Por ello, las charlas seguirán en distintos puntos de la provincia, para atender la demanda de los productores.

Por su parte, el ingeniero Adolfo Amarilla -encargado de la articulación entre el municipio, la EFA y el Ministerio del Agro y la Producción- destacó la posibilidad de realizar estas charlas de trabajo mancomunado. Resaltó la importancia que tiene para los estudiantes “porque aprenden en campo y podrán trasladarlo tanto en la escuela como en sus chacras”.

En la ocasión, el ministerio donó equipamiento para optimizar las prácticas de los alumnos. “Es fundamental para nosotros recibir estos insumos, ya que con ellos vamos a mejorar la infraestructura de la escuela y, por ende, la producción hortícola”, señaló Eugenio Liebrenz, rector de la EFA San Arnoldo Janssen. La EFA cuenta con 112 alumnos en el secundario. Además, brinda cursos de formación profesional en Producción Hortícola, Vivero, Auxiliar de Panadería e Industrialización de Productos de la Granja, donde se capacitan alrededor de 56 estudiantes más.

Por último, Liebrenz destacó la importancia de que las capacitaciones sean abiertas a la comunidad de Puerto Esperanza y localidades vecinas, ya que fortalece los vínculos y brinda herramientas para potenciar las huertas comunitarias.