El gobernador Hugo Passalacqua inauguró este sábado las nuevas instalaciones del hospital Samic de Oberá y un nuevo pabellón en la Unidad Penal II de la misma ciudad. 

 

En el centro hospitalario, el mandatario recorrió las dependencias que corresponden a la segunda etapa en la construcción de este nosocomio que debe cubrir las necesidades sanitarias de una población de aproximadamente 350.000 habitantes en forma directa.

 

Durante el recorrido que realizó Passalacqua mientras afuera no cesaba la intensa lluvia, lo acompañaron el ministro de Salud Pública, Walter Villalba, el vicegobernador Oscar Herrera Ahuad, el titular del Instituto de Previsión Social (IPS) Carlos Arce; el presidente del Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional (Iprodha), organismo que tiene a cargo la obra total del hospital obereño, Santiago Ros y el intendente local, Carlos Fernández.

 

La tecnología médica utilizada para la construcción y desarrollo de esta etapa es similar a la del Hospital Madariaga. Consta de una superficie total de 5.339,00 m2 cubiertos distribuidos en los siguientes servicios: centro Quirúrgico, área de alta tecnología médica que cuenta con un quirófano de Endoscopía, tres quirófanos comunes, un quirófano de alta complejidad, sala de recuperación, sala de preanestesia, enfermería y sector de apoyo médico; unidad de terapia intensiva de adultos con una capacidad de 16 camas y unidad de terapia intensiva padiátrica, con una capacidad de 13 camas. La terapia intensiva tanto de adultos como de niños consta de respiradores de última generacion, monitores multiparamétricos, camas anátomicas y regulables.  El laboratorio también consta de contadores hematológicos, centrífugas, química hematológicos.  Los quirófanos cuentan con nuevas mesas de anestesia y camillas de cirugía. El área nueva suma también laboratorios, área de atención al público, área de servicios y buffet público.

 

En cuanto al pabellón de la Unidad Penal II, el gobernador lo recorrió íntegramente, acompañado por el ministro de Gobierno Marcelo Pérez, el subsecretario de Seguridad y Justicia Ariel Marinoni, la directora general del Servicio Penitenciario Provincial, Nilda Correa y autoridades del Penal.

 

La construcción absolutamente nueva se levanta en la zona aledaña al edificio donde funciona en la actualidad la cárcel de Oberá y en el mismo predio se levanta otro pabellón de las mismas dimensiones, que se encuentra en la mitad de obra. Mientras tanto, los internos se trasladarán a este sector que cuenta con 8 celdas, Salón de Usos Múltiples (SUM) y comedor, sanitarios, amplio patio y zona de inspectoría.