Con el apoyo de Porvenir NEA, el primer EPI del país ubicado en una zona rural se inauguró para brindar contención y estimulación temprana a niños y niñas de 45 días a 4 años de edad, y así acompañar el desarrollo de las familias del paraje San Ramón.

 

 

Con la certeza de que las oportunidades futuras de los más chicos dependen de su temprano acompañamiento, Porvenir NEA apoyó la inauguración de un espacio de Primera Infancia (EPI) en la localidad de El Soberbio, Misiones.

 

El nuevo espacio está ubicado en el predio de la Escuela 940, localizada en el paraje San Ramón, y es el primer EPI del país en una zona rural, en este caso, a unos 23 km. del área urbana más próxima.

 

El espacio físico donde funcionará, fue inaugurado en  mayo pasado en un acto que contó con la presencia de docentes, alumnos, padres, autoridades locales, docentes de escuelas de la zona, autoridades provinciales, y representantes de las asociaciones de la sociedad civil involucradas.

 

 

Sus actividades comenzaron formalmente a mediados del pasado   mes y permitirán brindar atención integral, contención y estimulación, a niños y niñas de 45 días a 4 años de familias cuyos padres y madres trabajan o estudian. Entre otras actividades, se contempla la asistencia nutricional, prevención y promoción de la salud, estimulación temprana y psicomotricidad, así como talleres y cursos de capacitación a docentes.

 

 

Esta reciente apertura es fruto de la iniciativa de la dirección de la escuela, en conjunto con Fundación Más, la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (SENNAF), y el apoyo de Porvenir NEA, el programa de Asociación Conciencia y Massalin Particulares. La Escuela 940 ya forma parte del programa desde 2013 a través de otras líneas de acción, como la construcción de núcleos sanitarios.

 

 

Como parte de las iniciativas de Asociación Conciencia,y en el marco de un convenio celebrado entre la SENNAF y la Subsecretaría de Primera Infancia del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, se realizarán también dos talleres destinados a docentes del EPI “Paraje San Ramón”. Estas instancias de capacitación, , apuntan a revalorizar el rol del educador, reflexionar sobre sus intervenciones cotidianas y construir herramientas pedagógicas. Se trata de una iniciativa que suma su aporte para promover un abordaje integral con la población beneficiaria de los programas en la zona.