En el Hospital de Pediatría de la ciudad de Posadas realizaron la primera intervención para tratar la patología conocida como estrabismo. La operación estuvo a cargo de la directora del Servicio de Oftalmología, Dr. María Corsi, la Dr. Teresa Peñalba  y por la Dr. Lorena Rodríguez, especialista en estrabismo.

 

Las causas de estrabismo pueden ser lesiones en un nervio o el mal funcionamiento de los músculos que controlan el ojo, que pueden presentarse en cualquier momento de la vida. El síntoma principal es que los ojos no miran exactamente en la misma dirección al mismo tiempo, conocido vulgarmente como “ojos viscos”. Generalmente, la desviación de los ojos se puede corregir con un tratamiento temprano, utilizando lentes o parches visuales para alinear los ojos. Sin embargo en casos muy extremos recurren a la cirugía.

Anteriormente, desde el Hospital de Pediatría, cuando recibían pacientes con esta patología los trasladaban al Hospital de Clínicas o al Hospital Garrahan, de la ciudad de Buenos Aires. Fue en este entonces, cuando la Dr. Lorena Rodríguez se encontraba realizando la especialización en estrabismo y registró que había un gran número de pacientes provenientes de Misiones, que llegaban al Hospital de Clínicas para realizarse la operación. Luego de eso, se contactó con la Dr. Corsi y decidió trasladarse a la cuidad de Posadas para aportar sus conocimientos sobre esta patología y comenzar a realizar las operaciones de estrabismo en el Hospital de Pediatría.

 

“Ahora sí hay una solución aquí, en Posadas”

Mayra tiene 10 años, es de Pozo Azul y hace 7 días fue intervenida quirúrgicamente por un Estrabismo que padecía en el Hospital de Pediatría. Sin saber ella, se convirtió en la primera paciente pediátrica en ser operada por Estrabismo en Misiones, en el ámbito público de salud. Hecho histórico para el Hospital de Pediatría “Dr. Fernando Barreyro”, centro de salud de referencia provincial y regional.

La intervención estuvo a cargo de la Médica especialista en estrabismo Lorena Rodríguez quién opero a Mayra, que estuvo acompañada por su mamá Adriana Vargas.

Esto pudo ser posible tras el ingreso en el mes de abril del 2019 de la Dra. Rodríguez, oriunda de San Pedro, quien estudió medicina en la Universidad Nacional del Nordeste corrientes, hizo su residencia en el Hospital Perrando del Chaco y después hizo una rotación de 10 meses en el Hospital Gutiérrez para hacer oftalmología infantil y estrabismo.

Luego fue seleccionada en el Hospital de Clínicas “José de San Martín” para realizar el Programa de Perfeccionamiento Posbásico (Fellow) de Estrabismo, de un año para el abordaje clínico y quirúrgico y después de terminar se quedó un año y medio más como parte del equipo de estrabismo, para perfeccionar la técnica quirúrgica. Hasta Abril de este año que ingresó como médica en el Servicio de Oftalmología del Hospital de Pediatría.

Por su parte, Rodríguez manifestó que “en el caso de Mayra es un estrabismo que lo tuvo desde temprano, desde niña, ahora ella tiene 10 años. Ya fue tratada con parches y con anteojos por otros profesionales y cuando llegó acá ya tenía condición para operarse. Entonces ahí la fuimos evaluando. Porque no es que veo un estrabismo y ya se va a operar, hay que tener varias evaluaciones y la fuimos viendo a lo largo de dos meses que no haya cambios y modificaciones y en base a eso se levó a cirugía el caso. También es importante saber, que en el caso de Mayra, ella quedó perfecta en una sola cirugía, pero hay casos de estrabismo en los cuales se deben hacer varias cirugías para corregir, y se pueden hacer muchas a lo largo de la vida, es un proceso”.

Por último, la profesional manifestó que se siente “cómoda operando en la institución ya que cuento con el apoyo de la Jefa del Servicio, María Fernanda Corsi quien es una médica experimentada en emergencia y en más áreas, hoy tenemos 20 pacientes en espera de ser operados”.

Por su parte la doctora Corsi manifestó que lo más importante es el trabajo en equipo y que está orgullosa del equipo de oftalmología del pediátrico quien es el único centro que atiende emergencias oftalmológicas los 365 días de año las 24 hs. Son miembros, además de Corsi sus colega Teresa Peñalba y Rodríguez

La mamá de Mayra, Adriana Vargas contó cómo fue el proceso de la enfermedad de Mayra y cómo llegaron al Hospital de Pediatría.

¿Cómo surge el problema del estrabismo?

Mayra cuando nació tuvo una convulsión entonces como secuela, me dijo la médica que le atendió en el SAMIC de Eldorado, le quedo primero leve casi no se notaba los ojitos cruzados, después se fue separando más y ya se notaba. Por ahí como mamá uno piensa, porque le pasa esto a mi hija y bueno, uno se preocupa y se pone a luchar para que los hijos puedan ver bien y tengan una vida normal.

¿Hicieron alguna consulta cerca de su casa?

Hace mucho tiempo venimos buscando esto. Cuando empezó la escuela a los 5 años comenzamos a venir para el médico a Eldorado para tratar su problemita porque ella no veía bien en la escuela y le daba mucho dolor de cabeza y se quedaba muy estresada. Porque yo veía que mi hija sufría mucho, aparte del dolor de cabeza, los chicos también que le decían cosas o sino le hacían el vacio y no querían juntarse con ella.

Yo por eso junto con mi esposo comenzamos a buscar la manera de tratarla y mejorar su salud. Y la llevamos primero a Eldorado, a una clínica. Intentamos corregir con lentes, con parches y no se solucionaba. Ahí nos habló que podía irse para Buenos Aires a operarse porque acá, en la provincia, no había. O hay que pagar la cirugía porque hay solo en el privado y nos salía más o menos 35 mil la cirugía. Y hay que juntar esa plata y es difícil.

¿Cómo se enteran que en Posadas había solución?

Y empecé a correr atrás de un turno en Posadas y como era lejos y hay que pagar pasaje. Entonces le dí la derivación a Doña Elba de Eldorado quien no se cansó nunca y me consiguió el turno y vinimos al turno con el oftalmólogo y ahí le vio la Dra. Lorena Rodríguez.
Entonces ella que nos contó que recién había llegado a trabajar en el hospital con la Dra. Corsi que es la Jefa de Oftalmología, muy buenas médicas todas ellas. Le atendió muy bien a Mayra y el jueves 11 le opero de estrabismo.

La verdad que nos atendieron re bien en el hospital, todo es muy impecable y la Dra. Lorena como le habló a Mayra, que cuando antes de ir a operarse ella estaba tranquila porque era la Dra. Lorena era la que la iba a operar, me preguntaba por ella y estaba feliz.

¿Cómo fue volver a la casa después de la cirugía?

Ahora bueno, cuando volvimos a la casa vinieron todos los vecinos a verla porque todos nos ayudaron para que esto sea posible. Venir desde Irigoyen hasta Posadas nos sale más o menos 1.200 pesos de ida y 1.200 pesos de vuelta y tuvimos que venir un par de veces antes entonces los vecinos nos colaboraron con 100 con 500, la iglesia también nos ayudó, más lo que teníamos nosotros y así fuimos juntando la plata para poder venir y así llegamos a operarle a Mayra.

Y gracias a Dios y a todos acá, a la Dra. Lorena que nos atendió con tanto cariño puedo ver a mi hija con su ojo lindo, que muchas veces me daba tristeza verle que sus amiguitos le decían que era bizca o que… y eso nos causa tristeza a todas las madres que quieren ver a sus hijos perfectos. Por eso corrimos atrás y conseguimos el turno, y días de frío todo, enfrentamos y vinimos y gracias a Dios que fue a cirugía y hoy ella está bien. Y veo los ojitos de ella perfectos que era mi sueño, desde cuando le vi chiquitita que porque yo me prometí que iba a luchar y hacer todo lo que estaba a mi alcance para que Mayra mejorara y sea una nena normal.

Así que para mi familia esto es realmente muy importante. Antes yo pensaba como es que a mi hija le toca vivir esto. Pero agradezco a todos, a la Dra. Lorena, a los enfermeros a los Directores del hospital y al Ministro que hoy tenemos la posibilidad de operar a los chicos como Mayra acá en Posadas.

Y quiero decirles a todas las madres con estrabismo que ahora si hay una solución aquí en Posadas, en el Hospital pediátrico.

-¿Cuándo viste los ojos de Mayra después de la cirugía que sentiste?

Ay! yo estaba emocionada. Primero yo pensé que no iba a quedar tan recto sino que se iba a ir acomodando de a poco el ojito de Mayra. Cuando la Dra. Le saco la venda y lo vimos, me quedé impresionada porque estaba perfecto, ya era normal el ojito de mi hija. Y ahí Mayra estaba ansiosa, entonces fue hasta el espejo del baño y se miro ahí, y la alegría que teníamos todos. Imagínese. Mayra no veía la hora de llegar a la casa para poder mostrar a los amigas y a las primas del Brasil como había quedado su ojo.

Cuando los demás la vieron, todos estaban contentos. Porque Mayra es una niña muy solidaria y buena vecina, por ejemplo cuando ella ve que la abuelita que vive cerca de casa esta barriendo o juntando cosas ella corre y va a ayudarla. Y así con todos. Entonces la gente la quiere mucho, y por eso a mí me dolía tanto que ella no pudiera tener una vista normal y empecé a luchar cuando vi que mi hija tenía dolores y aparte sufría porque los demás niños no querían juntarse con ella por la vista.

¿Mayra, cuáles son las cosas que cambiaron después de la cirugía?

Ahora cambio todo, estoy bien, ahora cambio todas las cosas, yo pensaba que era otra cosa pero ahora cambio ya. Me gusta cómo me veo y mis amigos cuando me vean me van a mirar y me van a decir que soy linda.

Estrabismo

El estrabismo es un problema visual que hace que los ojos no estén alineados correctamente y apunten en diferentes direcciones. Un ojo puede mirar hacia delante, mientras que el otro se vuelve hacia adentro, hacia afuera, hacia arriba o hacia abajo.

Las causas de estrabismo pueden ser la lesión en un nervio o el mal funcionamiento de los músculos que controlan el ojo.

El síntoma principal es que los ojos no miran exactamente en la misma dirección al mismo tiempo.

Generalmente, la desviación de los ojos se puede corregir con un tratamiento temprano. Existen varias opciones para alinear los ojos, como el uso de anteojos especiales o parches para la vista, y, en raras ocasiones, la cirugía.

En Misiones de 18 pacientes que se ven por día tres son estrabismo y de esos tres , dos pueden corregirse con anteojos o parches y uno es quirúrgico, comentó la Jefa del Servicio de Oftalmología.