Desde el Hospital Escuela de Agudos “Dr. Ramón Madariaga” explican que el hígado graso o enfermedad hepática grasa de etiología no alcohólica, es el resultado del exceso de grasa del organismos en las células del hígado, que no es causado por la ingesta de bebidas alcohólicas.

Al tiempo que agregan, es normal que el hígado pueda contener un poco de grasa, sin embargo, si el 5 o 10 % del peso del hígado es de contenido graso, supera los valores normales aceptables, por lo que se diagnóstica como hígado graso.

“Está vinculado al consumo excesivo de alcohol, sin embargo también tiende a desarrollarse en personas con sobrepeso, obesidad, diabetes, hipertensión arterial y elevados niveles de colesterol o triglicéridos”, afirman.

Además, mencionan los riesgos para la salud que conlleva la patología “la enfermedad hepática grasa puede hacer que hígado se inflame, lo que puede causar fibrósis (cicatrices) que progresivamente con el tiempo pueden provocar cirrosis y cáncer de hígado”.

En relación a la presencia de síntomas afirman que no son habituales, pero cuando se presentan puede manifestarse como fatiga, debilidad, pérdida de peso, pérdida de apetito, pequeñas manchas rojas en la piel en forma de araña, color amarillento en la piel y ojos, picazón, acumulación de líquidos e hinchazón en las piernas, en el abdomen, entre otros, todos estos síntomas están vinculados con enfermedad avanzada e incluso cirrosis.

El diagnóstico se realiza a través de pruebas de sangre, en las que se detectan la presencia de enzimas hepáticas, con ecografías y otros estudios, detallan.

Para prevenir la aparición de la enfermedad de hígado graso recomiendan llevar una alimentación saludable y hacer ejercicio en forma regular. También, estos hábitos de vida saludable ayudan a prevenir el daño hepático en marcha o revertirlo en las primeras etapas.

Por lo que aconsejan, bajar de peso si la persona tiene sobrepeso u obesidad, normalizar los valores de colesterol y los triglicéridos, mantener la diabetes controlada y evitar el exceso en el consumo de alcohol.