El gobernador Hugo Passalacqua recibió este martes a representantes de un proyecto de cooperación que se desarrolla con Japón destinado a la creación de oportunidades de negocios para actores de la economía social y empresas ligadas a ellos, a través de la revalorización de las costumbres y tradiciones, del entorno, paisaje y recursos naturales propios de cada comunidad. El proyecto “Un pueblo, un producto” OVOP (del inglés “One Village, One Product”) responde a una estrategia y filosofía de desarrollo japonés que surgió en la década del setenta

 

El programa denominado“Desarrollo de Cadenas de Valor Inclusivas Orientadas al Mercado Bajo el Concepto OVOP Argentina”, se ejecuta a través del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación. El gobernador recibió a los expertos japoneses Kotaro Mizoguchi, Tsuneo Kuwahara, Yasushi Hirai junto al ministro de Desarrollo Social de la Provincia; la representante de Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) Argentina, Cynthia Natalia Gómez, María Eugenio Helguero, entre otros, para mantener una reunión protocolar. En la oportunidad presentaron un informe de lo realizado desde ese programa en la provincia, donde desde hace algunos meses se lleva adelante una mesa de articulación en la que participan técnicos de distintos programas relacionados con la temática.

 

Con el fin de fortalecer la cohesión social y autonomía económica de las comunidades, este proyecto promueve e impulsa la creación de oportunidades de negocios para actores de la economía social y empresas ligadas a ellos, a través de la revalorización de las costumbres y tradiciones, del entorno, paisaje, recursos naturales, propios de cada comunidad. Con este modelo se busca desarrollar la economía a nivel territorial, agregando valores a sus productos tangibles e intangibles y capacitando a sus recursos humanos.

 

El Movimiento “Un pueblo, un producto” (OVOP, del inglés “One Village, One Product”) responde a una estrategia y filosofía de desarrollo japonés que surgió en la década del setenta. Básicamente, se fundamenta en el trabajo de las comunidades locales, quienes a través de productos propios o únicos, se convierten en autogestores de su desarrollo. De esta manera se busca  mejorar la calidad de vida de los habitantes de las localidades, propiciando el desarrollo de las capacidades que posibiliten dar mayor valor agregado a sus recursos, a fin de promover la identidad, el respeto por la cultura local, el sentido de pertenencia y el sentimiento de orgullo.

 

La representante del Programa en Argentina adelantó que en el mes de septiembre se realizará un taller sobre los detalles de este proyecto y las características de esta filosofía de desarrollo local, típicamente japonesa y en este ámbito se presentarán los casos de éxitos en distintas puntos del planeta.