Con un triple beneficio para el productor al abaratar costos, sin impacto ambiental y mediante producción local. José Cabral, presidente de la Biofábrica dijo que están validando su producción con los sectores tabacaleros, agrarios, en particular el yerbatero. Se trata de “las cepas de estos microorganismos que controlan hongos con hongos. Y también la habilitación con el Senasa (El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria )  para así poder certificar los productos ya en el 2020.

 

“Así las distintas cadenas podrán sumar como valor un insumo tan importante como estos biológicos. Es una manera de darle una alternativa al uso de los químicos”, destacó y juzgó que tras la reciente devaluación,  el ahorro estaría superando  los mil millones de pesos”.