Posadas recuperó este viernes la celebración del aniversario de su fundación e inauguró sobre la Avenida Mitre un memorial de la Trinchera de San José, en un acto que presidió el jefe comunal Joaquín Losada junto al intendente electo Leonardo “Lalo” Stelatto. Pasaron 149 años desde la creación del departamento de Candelaria y de la designación de la Trinchera de San José como su capital.

 

Y como un paso más de la transición entre uno y otro gobierno municipal, Losada celebró la presencia de Stelatto y lo felicitó porque le tocará celebrar el sesquicentenario en 2020. “Nos merecemos también un desfile, aquí o donde decida ‘Lalo’ (Stelatto)”, agregó el intendente.

 

Dos mujeres, la directora del Archivo Histórico Municipal, Silvia Gómez, y la arqueóloga Ruth “Chiqui” Poujade, fueron las protagonistas de una jornada en la que se recordaron las raíces más profundas de Posadas.

 

“Hasta el año pasado Posadas no tenía su día, porque los posadeños teníamos pudor de nuestros orígenes, de nuestra historia previa”, dijo Losada. Coincidió así con la historiadora Silvia Gómez, quien dijo que los posadeños “por primera vez nos hacemos cargo de nuestro pasado paraguayo”.

 

En la plazoleta de la Avenida Mitre y Buenos Aires, donde hace 34 años se extrajeron las piedras de la antigua muralla -que también se llamó Trinchera de los Paraguayos-, un contenedor contiene los restos del muro. La capital misionera también celebra el 25 de marzo la fundación de la reducción de Nuestra Señora de la Anunciación de Itapúa, por el jesuita Roque González de Santa Cruz en 1615. Y festeja además el 29 de marzo el día de San José patrono de la ciudad.

 

 

 

Antes de inaugurar el memorial, Losada y Stelatto, actual titular de Vialidad Provincial, descubrieron una placa sobre la vereda de la calle Buenos Aires, donde hay vestigios de la Trinchera, descubierta en 1940 por el historiador Casiano Carballo. Junto al muro del Hogar de Niñas Santa Teresita, a ras del suelo, pueden verse las piedras que fueron la base de la muralla que construyeron ocupantes militares paraguayos. Las que hoy están en el memorial fueron extraídas de la plazoleta sobre Avenida Mitre.

 

 

Esas piedras, documentadas e identificadas por la arqueóloga Poujade, fueron depositadas todo ese tiempo en el Museo Histórico y Arqueológico “Andrés Guacurarí”. “Volvieron al sitio del que fueron extraídas y están en un contenedor simbólica, en el lugar donde la muralla se quiebra y se interna en el casco histórico de la ciudad”, dijo el responsable de Planificación Estratégica y Territorial, arquitecto Darío Ávila.

 

Frente al contenedor de las piedras de la muralla, que en 1838 ordenó construir el gobernante paraguayo Gaspar Rodríguez de Francia, se instaló un cuadro sinóptico de la trinchera. Fue realizada en base a la investigación del historiador Casiano Carballo.

 

La muralla, dentro de la cual se instaló hasta 1865 una milicia paraguaya, cerraba un perímetro irregular desde la Laguna San José, en la orilla del Paraná, hasta esa esquina de Mitre y Buenos Aires. Allí dibujaba una curva y continuaba dentro del casco histórico, pasando por el actual lugar que ocupa el Colegio San Roque, y tenía otro ángulo en La Rioja y Ayacucho, donde se encuentran el Canal 12 y la Escuela N° 1.

 

La Trinchera continuaba después hacia Punta Gómez, donde fue construido el Anfiteatro Manuel Antonio Ramírez. Dentro del perímetro, explicó la historiadora Gómez, vivían unos 500 soldados, con sus habitaciones, comedor, cocina, huerta, herrería, talleres, depósito de armas, corrales para la caballería y otras instalaciones.

 

El intendente Losada estuvo acompañado por los secretarios de Gobierno, Mario Florentín, y de Cultura, Christian Humada, además de jefes de las fuerzas de seguridad, integrantes de la Junta de Estudios Históricos de Misiones e invitados.

 

El acto emocionó a las protagonistas de la historia de instalación del memorial, Ruth Poujade y Silvia Gómez. La Banda de Música municipal acompañó la entonación de los himnos nacional, de Misiones y de Posadas (Posadeña Linda).