El titular de la cartera de Gobierno, Marcelo Pérez, encabezó en la mañana de este viernes el acto de asunción de las autoridades de la Policía de Misiones y el Servicio Penitenciario Provincial (SPP) y alentó a los nuevos mandos a continuar con el trabajo de humanizar aún más estas fuerzas de seguridad.

Durante la primera ceremonia realizada en el auditórium de Jefatura, asumieron al cargo de jefe el comisario General, Zenón Cabrera, y de subjefe el comisario General, Carlos Merlo, según se establece en los decretos de designaciones.

En la oportunidad, el ministro Pérez agradeció la labor realizada por los jefes salientes. “Podemos decir con orgullo que tenemos una gran Policía en Misiones, porque la sociedad hoy confía en esta fuerza. Debemos seguir mejorando cada día, este es el desafío para los tiempos que se vienen”, aseguró el mandatario.

En este contexto, resaltó que “hoy la capacitación y profesionalización es muy importante, pero también ser más humano y tener empatía con la sociedad es algo muy necesario para ser mejores policías, en esto tenemos que seguir trabajando”.

En la ceremonia, el ministro estuvo acompañado por el Subsecretario de Seguridad y Justicia, Ariel Marinoni, y autoridades de otros poderes del Estado y de las fuerzas militares.

Por otra parte, el segundo acto de asunción tuvo lugar en el SPP, que quedó bajo el mando de los alcaides Generales Manuel Dutto y Valeria Mereles, quienes se desempeñarán como director General y subdirectora, respectivamente. En este encuentro, el ministro también refirió y destacó el trabajo realizado por los jefes anteriores.

Además, recalcó: “Desde el Servicio Penitenciario tenemos que saber que se trabaja con un prójimo que cometió un error, pero que puede reinsertarse y volver a la sociedad como una mejor persona. Esta es nuestra tarea”.

Y alentó a los nuevos mandos a trabajar con compromiso y dedicación en este nuevo destino. “El mayor de los éxitos para todo su equipo, estoy seguro que dejarán su huella e impronta en la institución”, enfatizó.