La convocatoria a ingresos al organismo dedicado a la promoción de la ciencia será de 800 cargos para investigadores y 300 cargos para el personal técnico. “La idea es volver a recuperar los recursos humanos que fuimos perdiendo en estos cuatro años”, sostuvo el ministro Salvarezza. 

Las y los investigadores y técnicos que quieran iniciar una carrera en el Conicet, tendrán el doble de oportunidades que en años anteriores. Así lo determinó el Gobierno nacional, que ordenó duplicar los ingresos para ambas carreras, así como un aumento en los subsidios para proyectos de investigación. La convocatoria a ingresos al Conicet en 2020 será de 800 cargos para investigadores y 300 cargos para el personal técnico. Los 1.100 nuevos ingresos se contraponen con los 600 en total por año que otorgó el gobierno anterior.

“Esta decisión está en la línea con una idea: volver a recuperar parte de los recursos humanos que fuimos perdiendo en estos cuatro años”, sostuvo el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Roberto Salvarezza en diálogo con Página/12.

El titular de la cartera anunció que el Presidente Alberto Fernández dispuso “duplicar los ingresos a la carrera de investigador científico y tecnológico, como así también al personal técnico en relación a los que se otorgaban durante el período del gobierno precedente”. Lo hizo en una conferencia de prensa que ofreció junto a la presidenta de Conicet, Ana Franchi, y el presidente de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica, Fernando Peirano. También definieron un incremento del 25 por ciento en los subsidios de los Proyectos de Investigación Científica y Tecnológica 2018 de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica.

El incremento en la cantidad de ingresos había sido planteado por Franchi como una de las dos urgencias que asumía al hacerse cargo de la dirección del Conicet. La otra, el aumento en los estipendios de las becas para investigadores, resuelta a mediados del mes pasado.

“Es una noticia muy importante porque implica que vamos a poder otorgarle el ingreso a un porcentaje de postulantes formados con gran esfuerzo propio y por el Estado argentino que han quedado afuera años anteriores”, aseguró Franchi a este diario.

Tras la medida anunciada, el Conicet cubrirá este año 800 cargos para investigadores y 300 cargos para el personal técnico. La presidenta del Conicet aclaró que la duplicación a los ingresos es por la convocatoria del 2019, es decir los que se presentaron el año pasado y se van a informar este año. “Para la carrera de investigador son 800 cargos, cuando el año pasado eran 450. Y para la carrera de personal técnico 300 contra 150 del año pasado”, señaló.

La medida, apuntaron, responde a la necesidad de “recuperar recursos humanos” en la ciencia del conocimiento. “Durante el gobierno de Mauricio Macri se retrocedió en recursos humanos en materia de ciencia y tecnología, fundamentales no solo para la industria del conocimiento sino también para el bienestar de todos nuestros ciudadanos”, remarcó Salvarezza.

En ese sentido, destacó que esta decisión de duplicar los ingresos “representa una apuesta firme de que la Argentina tiene que cambiar de rumbo”. “Debemos ir hacia una Argentina que apueste al conocimiento como un insumo para el desarrollo tanto de lo económico como de lo social. Estamos cumpliendo con la promesa de Alberto de que la ciencia se iba a poner de pie”, celebró.

En cuanto al incremento de los montos para subsidiar proyectos de Investigación Científica y Tecnológica (PICT)2018, el objetivo es “recuperar una parte del poder de compra perdido durante los últimos cuatro años por los científicos y científicas para que puedan continuar con sus proyectos de investigación”, indicaron desde la cartera.

“Desde la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica vamos a reforzar los subsidios que reciben los investigadores e investigadoras de todo el país. Este refuerzo va a ser del 25 por ciento y va a permitir quebrar una tendencia negativa después de cuatro años de pérdida de capacidad de compra”, remarcó Fernando Peirano durante la conferencia de prensa. Ese refuerzo representa un monto de 262 millones de pesos y está destinado a 1332 proyectos.

“Además, el 25 por ciento va a estar acompañado de 430 becas que va a permitir que los equipos de investigación incorporen a jóvenes y esto va generando las nuevas camadas de investigadores en el país formados por nuestro propio sistema”, detalló Peirano. 

Los ingresos a la carrera de investigador y personal técnico serán financiados, explciaron, con fondos del presupuesto nacional.

En cambio, el aumento en los subsidios para proyectos de investigación será financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). “Para el incremento en los subsidios tuvimos el acompañamiento del BID. Nos hemos reunido y han entendido la emergencia de los investigadores en materia de subsidios. Por eso se hizo una redistribución de fondos que quedaban pendientes, que no estaban ejecutados”, subrayó.

“La gente del BID comprende que no estábamos con la situación del 2015, sino 4 o 5 peldaños más abajo. En una situación de emergencia con los subsidios que no alcanzan y con ingresos muy limitados”, añadió Salvarezza. “Estas son evidencias bien claras de que este gobierno está decidido a poner a la ciencia argentina de pie. Este es el comienzo de la recuperación de la ciencia argentina”, aseguró.

“Con esta medida estamos revirtiendo estos cuatro años de retroceso. Como dijo el ministro, en 2015 teníamos tres investigadores cada mil habitantes económicamente activos. Lamentablemente en 2019 nos encontramos con solo 2,5 investigadores cada mil habitantes económicamente activos”, apuntó.

A mediados de enero, el gobierno de Alberto Fernández anunció un aumento progresivo de más de 15 mil pesos para las becas doctorales del Conicet, cifra que en junio elevará a 45.430 pesos el monto de las becas doctorales (hoy es de 29.817 pesos) y a 54.833 pesos las postdoctorales (en la actualidad cobran 36.752 pesos). Dicho aumento se suma además al lanzamiento de 400 becas extras que se sumarán al plantel actual.

Durante los cuatro años del Gobierno de Mauricio Macri el sistema científico atravesó una crítica situación que incluyó recortes presupuestarios y ajuste salarial, reducción del ingreso de nuevos investigadores, cancelación de fondos para congresos, imposibilidad de renovar insumos básicos en laboratorios y caída de los subsidios a la investigación.

Además, la gestión de Cambiemos había decidido convertir al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva- creado en diciembre de 2007 por la presidenta Cristina Fernández- en una Secretaría bajo la órbita del Ministerio de Educación. El argumento se escuchó en otras áreas: “reducir el déficit fiscal”.

Página/12