La gigantesca deuda argentina copa la escena política – económica del país y es tema semanal en medios internacionales. El FMI en el banquillo. Negociaciones febriles condicionan las expectativas económicas. Misiones primereó en salarios. Por Silvia Torres

Los “monarcas” de la República jamás encararon el tratamiento de la gigantesca deuda en la que enterraron el presente y el futuro de la Argentina a través del Congreso de la Nación, como estipula la CN, muchos de cuyos mandatos fueron ignorados, bastardeado y manoseados por el gobierno macrista-radical. (La sumatoria de mala praxis fue causal del deterioro del sistema republicano y de la Democracia, que abonó la aplastante derrota electoral, en octubre del año pasado).

En frente, las agrupaciones políticas calificadas por el establishment de medios hegemónicos y los propios “monarcas” republicanos como “autoritarios”, “antidemocráticos”, “violentos”, etc. aplicaron puntillosa y prolijamente las normas que determinan el carácter republicano de la Argentina: la participación del Parlamento fue crucial, tanto para declarar la emergencia económica social, como para el acuerdo para las negociaciones de la deuda externa, previo informe del ministro de Hacienda, Martín Guzmán, ante el plenario de diputados y senadores.

Para tener clara idea del peso de la deuda es oportuno tener en cuenta de que la misma ascendió a 91 % del PBI (diciembre/2019), con un monto de 323.177 millones de dólares, el segundo más alto luego del 118 %, en 2004, según informó el Banco Central, lo cual significa  un impresionante aumento en cuatro años, comparado con el 52,6 %, que se registraba en el 2015, cuando la economía seguía un derrotero de crecimiento. Esa proporción es indicadora de que la vulnerabilidad macroeconómica de la Argentina está por los techos.

El congelamiento de las tarifas, los combustibles y el transporte, además del lanzamiento del programa Precios Cuidados, que todavía no alcanza a tener la dimensión y los efectos de otrora, sirvió para que la inflación de enero/2020 muestre un auspicioso descenso de 2,3 % (en diciembre fue de 3,7%), aunque los alimentos recibieron el impacto de la reposición del IVA y alcanzaron 4,7%.

El esfuerzo del gobierno del Frente de Todos se centra en socorrer a los sectores más castigados por el macri-radicalismo, que privilegió la concentración de la riqueza por sobre cualquier otro interés. Por ello, apuesta a dotar de recursos a los bolsillos de millones de argentinos hundidos en la pobreza y el hambre (aumento de sueldos al 75 % de los jubilados que cobran la mínima y la AUH, entrega de la tarjeta AlimentAR y en breve, medicamentos gratuitos para jubilados y discapacitados). Asimismo, se lanzaron programas para pymes, destinados a refinanciar deudas fiscales y previsionales y líneas de crédito para la reactivación de sus actividades.

En Misiones, en tanto, se pretende sortear con recursos propios y una administración eficiente la histórica  e injusta coparticipación, que le permitió al gobernador Oscar Herrera Ahuad primerear con aumento de sueldos para docentes y agentes públicos: 20 %, en dos cuotas que se comenzarán a pagar a fin del corriente mes (13 %) y en marzo, el restante 7 %. Es intención que los salarios del sector público superen la inflación, a partir del 2020, de tal manera que se pueda regenerar el circuito genuino de la economía.

En el marco de una profunda recesión con el agravante de la inflación, la tan mentada estanflación que un ministro macri-radical aplicó para calificar al último año del gobierno de CFK –cuando todavía la inflación era de 27 % y el crecimiento 2,6 %-, la provincia tuvo la buena noticia de que capitales saudíes están interesados en invertir en dos grandes hoteles en Puerto Iguazú y, también ligado al turismo, se esperan novedades positivas en torno de las gestiones realizadas por el gobernador en Italia, con la empresa de bandera de ese país, Alitalia, para que emprenda vuelos directos entre Roma-Puerto Iguazú.

En esa misma línea de búsqueda de inversiones se apuesta a la innovación tecnológica y se invierte en materia de capacitación de recursos humanos, en los varios centros con que cuenta Misiones, una de cuyas perlas será sin dudas la Escuela de Innovación, cuyo edificio se inaugurará el próximo 9 de marzo.

Se diría que es la combinación ideal que debe desplegar todo gobierno: atender las necesidades de los sectores más desprotegidos y, al mismo tiempo, crear las condiciones para enfrentar la economía del futuro, que va más allá del aciago presente que sometió a millones de argentinos a la indigencia y la pobreza  y, por eso, tanto a nivel nacional como provincial, se invierte y privilegia formar los recursos humanos capaces de afrontar los desafíos de las nuevas tecnologías, que aparentan no tener techo.