La transmisión comenzó a registrarse en el “área metropolitana de Buenos Aires, Chaco y Santa Fe, en Córdoba en las ciudades de Alta Gracia y Río IV, y en la ciudad de Ushuaia”. Se actualizó la definición de caso sospechoso.

En Argentina, la cantidad de personas internadas por covid-19 es un número que “continúa estable”, algo que se convierte en “indicador indirecto de la situación epidemiológica”, señaló la Secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti , durante el reporte matutino del ministerio de Salud de la Nación. La funcionaria detalló que la situación de aislamiento obligatorio sí está logrando retrasar el inicio de la transmisión comunitaria para “que sucede en forma lenta, lo más lenta posible, para trabajar en que el sistema de salud pueda prepararse para dar respuesta” a los casos que vayan ocurriendo.

De todos modos, añadió, es preciso trabajar estrategias para “que ese distanciamiento físico (entre personas que no pueden salir de sus casas ni hacer vida social) que nos cuesta tanto sea lo menos social posible es un desafío para que veamos y que desde los términos médicos nos replanteemos el impacto que tiene para la población”.

Transmisión local en conglomerados

El ministerio confirmó que comenzó la “transmisión local en conglomerados”, algo que se registró en el “área metropolitana de Buenos Aires, Chaco y Santa Fe, en Córdoba en las ciudades de Alta Gracia y Río IV, y en la ciudad de Ushuaia”, informó el subsecretario de Estrategias Sanitarias, Alejandro Costa. 

El funcionario recordó, además, que se modificó la definición de caso sospechoso, y que ahora comprende a “aquellos que presentan sintomas como fiebre, junto a dolor de garganta, tos, dificultad respiratoria y que en últimos 14 días hayan tenido un contacto con un caso confirmado de covid, que hayan tenido un viaje al exterior o estadía o residencia en zonas que son de transmisión local a nivel comunitaria o conglomerados en nuestro país”.

De momento, de los 1054 casos que se confirmaron en total, el 57 por ciento son varones y el 43, mujeres. La edad media de esos pacientes es de 45 años y en el 50,2 por ciento de los casos fueron casos positivos relacionados con viajes, detalló Costa. Además, ya 248 personas fueron dadas de alta, “218 de manera transitoria, yendo a su hogar, y 30 de manera definitiva”. 

En ese sentido, Vizzoti evaluó que “la buena noticia del aumento de las altas, tanto transitorias como definitivas, es que se va agrandando, en función del 80 por ciento que tiene una evolución leve o moderada”. 

Vizzoti explicó que, entre los casos confirmados, “el porcentaje de personas con antecedente viaje va disminuyendo para dar inicio a transmisión comunitaria”, pero que la estabilidad de personas internadas en terapia intensiva “importante como indicador indirecto de situación epidemiológica”. 

Cómo hacer que la distancia física no sea social

Durante el reporte, Vizzoti también señaló que “en medicina estamos aprendiendo que el distanciamiento social que pregongamos y en el que se está traajando fuertemente es que tiene una connotación dura para la población”.  Pero que haya distanciamiento físico, “esa distancia de 2 metros y esa imposibilidad de visitarnos en familia y amigos, no quiere decir que sea distancia social”. 

Por eso, pidió a ciudadanas y ciudadanos usar “alguna estrategia para que ese distanciamiento físico que nos cuesta tanto sea lo menos social posible”. “Es un desafío para que veamos y que desde los términos médicos nos replanteemos el impacto que tiene eso para la población”, añadió.

Página/12