El lunes un hombre fue denunciado por haber ingresado a la provincia oculto en el camión de un amigo, quería evitar la cuarentena, la persona venía de lugares con circulación viral. A raíz de esta situación, como tantas otras que han sido de público conocimiento, el gobernador ha enfatizado el mensaje de la “responsabilidad social” para evitar que el virus se propague.

Desde el aislamiento obligatorio por el que transita el gobernador de la provincia, Oscar Herrera Ahuad (por haber viajado a Buenos Aires), mantuvo comunicación con Radio Génesis y habló sobre la necesidad del compromiso social para continuar enfrentando al COVID-19; explicó las operaciones que el Estado realiza para que el virus no circule.

Ayer un hombre fue denunciado por haber ingresado a la provincia oculto en el camión de un amigo, quería evitar la cuarentena, la persona venía de lugares con circulación viral. A raíz de esta situación, como tantas otras que han sido de público conocimiento, el gobernador ha enfatizado el mensaje de la “responsabilidad social” para evitar que el virus se propague.

Con respecto a esto, Ahuad subrayó con sentimientos encontrados de dolor y enojo: “Qué necesidad tengo de venir de otro lugar y esconderme, si llegué hasta acá aviso que vengo de tal lugar. No sé cuál es la viveza criolla de querer evadir y querer ser más pícaro, no tiene ningún sentido porque termina siendo un estúpido, termina siendo un pelotudo que pone en riesgo a toda la población, pone en riesgo el trabajo de mucha gente. Hoy hay gente que no tiene ni para comer, entonces a ese tremendo irresponsable se lo debe juzgar con  todo el peso de la ley”

Expresó que esta enfermedad depende al cien por ciento de un nuevo contrato de responsabilidad social, el desarrollo de nuevos comportamientos que llevarán a un cambio total de la cultura.

El Estado provincial ha destinado todos sus esfuerzos para enfrentar esta Pandemia, por ello destacó que no pueden poner a la policía a disposición de los que quieran transgredir las normas impuestas.

“Yo no admito que tengamos que tener la policía detrás de cada persona que ingresa a Misiones. Vamos a pasarnos todo el tiempo buscando irresponsables. No estamos para gastar el tiempo para buscar pelotudos, nosotros estamos para insumir el tiempo en cuidar a la gente”, afirmó el gobernador. 

Así mismo, transmitió tranquilidad a los que sí cumplen con la cuarentena y los protocolos de seguridad sanitaria, dijo que “Misiones tiene tranquilidad de circulación viral”, que está preparada para cuidar a pacientes graves que vienen de otros lugares, y por ello “Misiones tiene la posibilidad de salir hacia adelante en las próximas semanas”, para poner en marcha la economía y las finanzas, así muchas personas puedan regresar a sus trabajos. 

Contó que estuvo en Buenos Aires reunido con el presidente Alberto Fernández para “renegociar la deuda” que Nación tienen con la provincia y que al regresar se aisló en su domicilio como el protocolo lo indica y no saldrá por durante los 14 días de aislamiento obligatorio. “Me hicieron controles médicos y me quedo encerrado como corresponde”, afirmó el mandatario. 

Misiones es una de las pocas provincias que está trasladando gente que se encuentra en otras provincias hacia sus domicilios. En la última semana y media ingresaron más de mil personas. 

El protocolo de ingreso consiste en pasar por un puesto de control en el que firman una declaración jurada, declaran su domicilio para recibir asistencia sanitaria, se les toma la temperatura y deben responder un cuestionario para saber de donde viene.

Así mismo, las personas deben pasar por un túnel de sanitización en el que se le aplican unos desinfectantes, para prevenir que el virus se traslade en la ropa y regresan al vehículo para continuar camino. 

“Si viene de lugar de riesgo y no tienen a dónde ir les damos un lugar donde alojarse, tenemos 300 personas alojadas a cargo de Gobierno provincial y les damos comida.  Cumplen la cuarentena y se van a su casa con la tranquilidad de saber que el virus no ha entrado a la provincia”, explicó Ahuad. 

Destacó que el Estado cumple con sus responsabilidades, Misiones suspendió las clases antes de que se declarara la cuarentena al mismo tiempos que se suspendieron los actos masivos, la policía realizó una campaña para “invitar a la gente a quedarse en su casa”. Ya en cuarentena, la provincia fue la primera en instalar el uso obligatorio de barbijos y los primeros en “re-provinciar a los coterráneos que están en otros lugares”.

“Tenemos una sociedad respetuosa, que a pesar de no tener el sustento diario hace el esfuerzo,  pero con los pícaros no se puede”, concluyó el gobernador.  

Escuchá la entrevista: http://www.multimediosgenesis.com.ar/lee_noticia.aspx?id=10296