Esta mañana el gobernador Oscar Herrera Ahuad, anunció un plan de asistencia para los prestadores de la obra social provincial.  Fue diagramado para compensar la fuerte caída del sector y con el objetivo de dinamizar la reactivación de la actividad profesional del ámbito de la salud. El plan demandará, una inversión de $493 millones que serán afrontados con fondos provinciales.

Posadas 9 de junio. La salud es una sola, y tiene dos subsectores, el público y privado. Siguiendo ese concepto el Gobernador anunció un plan de asistencia para los prestadores del Instituto Previsión Social que no han podido desarrollar sus habituales tareas en tiempos de aislamiento obligatorio. Herrera Ahuad, acompañado por el vicegobernador Carlos Arce; el presidente del IPS Lisandro Benmaor y el ministro de Hacienda, Adolfo Safrán, destacó que el objetivo es asistir con recursos provinciales tanto a médicos como prestadores en general del sistema para la reactivación del sector.  El plan de asistencia para los prestadores del IPS se divide en tres grandes ejes y atenderá las necesidades de médicos de cabecera, prestaciones de otros profesionales y a clínicas y sanatorios.

TRES LÍNEAS CLARAS DE ASISTENCIA

Teniendo en cuenta que muchos profesionales no han podido atender la misma cantidad de pacientes que en los meses previos a la medida de aislamiento obligatorio, se realizarán las siguientes asistencias

Médicos de cabecera: que no lleguen a las 100 consultas, se les liquidará por la cantidad facturada correspondientes al mes de febrero, “a cuenta de futuras prestaciones” ó, en el caso que registrara una acreencia hacia el IPS SOCIAL de prestaciones extra cápitas, se imputará a la cancelación de esa deuda.

Prestadores especialistas: nutricionistas, fonoaudiólogos, oncólogos, odontólogos, terapias médicas domiciliarias, traslado de enfermos, servicios de diálisis y otras prestaciones con convenios vigentes a la fecha. En el mes de junio se les abonarán dos meses de prestaciones de IPS (febrero de 2020 que ya lo percibieron los primeros días de junio y marzo que lo percibirán el 16 de junio). Y en julio se les abonarán dos meses de prestaciones: el 3 de julio la liquidación de abril de 2020 y el 16 la de mayo de 2020.

Se tomarán como base para liquidar los meses de abril y mayo, las prestaciones del mes de febrero imputando “a cuenta de futuras prestaciones” o a cancelar deuda la diferencia entre lo liquidado y lo facturada efectivamente.

Clínicas y sanatorios prestadores del IPS: percibirán en los meses de junio y julio, montos similares, correspondientes a abril y mayo respectivamente. En caso de presentar prestaciones pendientes de cobro de meses anteriores podrán presentarse las mismas para su cancelación hasta el monto total autorizado por convenido.  

Es decir que todos estos trabajadores de la salud no verán el efecto de haber bajado su producción (con pacientes de la obra social provincial) en porcentajes de hasta el ciento por ciento en algunos casos.