En el marco del Día Mundial Contra la Hepatitis, que se conmemora hoy, desde el Hospital Escuela de Agudos “Dr. Ramón Madariaga” informan sobre esta enfermedad viral, que afecta al hígado, que puede ser causada por uno de los cinco virus de la hepatitis, llamados tipo A, B, C, D y E. Los datos son tomados de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En este sentido, mencionan que la hepatitis A y la E son causadas generalmente por la ingesta de agua o alimentos contaminados. Las hepatitis B, C y D se transmiten por contacto con la sangre u otros fluidos corporales de una persona infectada. Son formas comunes de transmisión de estos últimos, la transfusión de sangre y/o productos sanguíneos contaminados, los procedimientos médicos invasivos, en el que se usan equipos contaminados y, en el caso de la hepatitis B por ejemplo, la transmisión se puede dar de la madre al hijo, en el parto , así como también por contacto sexual.

En este marco, señalan que las hepatitis B y C juntas son la principal causa de mortalidad por esta enfermedad, ya que provocan 1,3 millones de muertes cada año. En plena pandemia de COVID-19, las hepatitis víricas siguen afectando la vida de miles de personas cada día.

Continuando con el tema, afirman que la infección aguda puede acompañarse de pocos síntomas o de ninguno; también puede producir manifestaciones como la ictericia (coloración amarillenta de la piel y los ojos), orina oscura, fatiga intensa, náuseas, vómitos y dolor abdominal.

 Finalmente, recomiendan a modo de prevención para la hepatitis B, la vacunación. La vacuna tiene una eficacia del 95% para evitar la infección crónica. En el Calendario Nacional de Vacunación se recomienda la vacunación al recién nacido o a los 11 años, (iniciar o completar el esquema)y al personal de salud.