El satélite argentino de observación con microonadas Saocom 1B fue lanzado hoy a las 20:19 de nuestro país a bordo de un cohete Falcon 9, de la firma Space-X, desde la base de Cabo Cañaveral en Florida, Estados Unidos.

La primera etapa del cohete Falcon 9 se separó a los 2 minutos 31 segundos del despegue y fue recuperada en tierra para una próxima misión.

El satélite Saocom 1-B se separó a los 14 minutos 20 segundos del módulo de carga del cohete, se estabilizó en su órbita y abrió sus paneles solares.

El siguiente paso es el despliegue de la antena radar SAR, cada uno de los siete paneles, uno por vez, hasta desplegar completamente su estructura de 35 metros cuadrados.

Esa operación de despliegue de la antena terminará antes de pasadas 24 horas del lanzamiento.

El lanzamiento del satélite argentino de observación terrestre SAOCOM 1B, constituye un nuevo hito en los desarrollos espaciales de la Argentina y consolida a la vanguardia de los desarrollos espaciales en la región y dentro de un grupo selecto de países a nivel internacional.

El SAOCOM 1B es el segundo satélite de la misión SAOCOM, liderada por la CONAE, que lleva al espacio una sofisticada tecnología de observación de la Tierra especialmente diseñada para detectar la humedad del suelo, lo que permite contar con información de gran impacto tanto para la agricultura como para la prevención y gestión de emergencias ambientales.

En la actualidad, no existen en el mundo satélites de este tipo que alcancen las prestaciones de los SAOCOM.

El SAOCOM 1B contará con una red global de apoyo en la Tierra, que comprende estaciones de control y recepción de datos en la Antártida, EEUU, Italia, Kenia, Noruega, Perú y las Islas Kerguelen francesas, además de las estaciones operadas por la CONAE en Córdoba y Tierra del Fuego.

La empresa argentina INVAP fue la contratista principal para el diseño, fabricación, integración y ensayos de los satélites. También participaron en este proyecto la Comisión Nacional de Energía Nuclear (CNEA), VENG SA y organismos y empresas del sistema científico y tecnológico nacional, que aunaron conocimiento, experiencia y esfuerzos para hacer exitosa esta misión.

El lanzamiento del SAOCOM 1B representa también un hito en la cooperación internacional en materia de usos pacíficos del espacio, ya que este satélite se suma al SAOCOM 1A, en órbita desde el 2018, para completar el aporte argentino al Sistema Ítalo Argentino de Satélites para la Gestión de Emergencias (SIASGE), del cual forman parte también cuatro satélites de la constelación italiana COSMO-SkyMed de la Agencia Espacial Italiana (ASI).