En la sesión, también aprobó la creación del Hospital Escuela de Odontología; el Plan Integral para el Abordaje, Prevención y Erradicación del Acoso contra niños, niñas y adolescentes; y el Programa de Conectividad Vial y Ambiental para la Prevención de Accidentes contra la Fauna Silvestre. Además, declaró de interés provincial las semillas nativas y criollas; y designó a los miembros de la Comisión Provincial de Prevención de la Tortura que representan a organizaciones no gubernamentales de Derechos Humanos.

La Secretaría de Estado de Cambio Climático estará a cargo de un ministro-secretario que tendrá las funciones de desarrollar e implementar planes estratégicos de disminución de gases de efecto invernadero y de mitigación, adaptación y resiliencia al cambio climático. También, indicadores y objetivos relativos a las emisiones, calidad del aire y agua, incendios, sequías, olas de calor, cambios de nivel de cursos de agua, sus efectos en la salud y el impacto que tendrán en la economía.

Asimismo, deberá adoptar modelos internacionalmente reconocidos para la presentación y disponibilidad de información de la calidad del aire y otras variables ambientales compatibles con las prácticas actuales; intervenir en coordinación con los organismos regionales, nacionales e internacionales relacionados con sus competencias; y elaborar planes de acción, mapas de amenazas, vulnerabilidades y riesgos hídricos, de incendios y sequías ante nuevos escenarios climáticos.

Además, deberá promover el desarrollo sustentable a partir del uso de energías renovables, la adopción del concepto de eficiencia energética en la construcción, el uso de biocombustible, el uso del transporte con cero emisiones; y el uso de ciclovías y el consumo de bienes locales; entre otras funciones.

El diputado Carlos Rovira, autor del proyecto, afirmó que el cambio climático es un problema de la humanidad que afecta a todos, y propuso “adoptar medidas para hacerle frente a sus efectos adversos en cumplimiento del Acuerdo de Paris”, lo que llevó a la decisión de “incorporar a la cartera ministerial esta Secretaría, asumiendo el compromiso como Gobierno”.

En los fundamentos de su iniciativa, el legislador explicó que las consecuencias principales del cambio climático son: cambio de circulación de océanos, aumento o disminución de precipitaciones que provocan inundaciones y sequías, y aumento del nivel del mar y de las olas de calor y frío, entre otras.

“Por estos impactos que hoy padece nuestro planeta y que nos afectan a todos, es necesario tomar medidas inmediatas, ya que no se trata de algo lejano que provocaba desastres naturales en otros continentes, sino que afecta directamente a nuestra provincia”, destacó.

“Se puede observar con la variabilidad climática que posee Misiones, donde se alteran períodos secos, húmedos, inundaciones y sequías, con los efectos negativos que ello conlleva a la producción rural”, ilustró.

Rovira recordó que la provincia actualmente cuenta con “la Dirección General de Cambio Climático dependiente del Ministerio de Ecología y Recursos Naturales Renovables, que lleva adelante esta tarea y que viene trabajando sobre la problemática del cambio climático hace tiempo, con distintos proyectos de mitigación” y aseguró que la nueva Secretaría sumará esfuerzos a la tarea que ya se viene realizando.

El diputado explicó que el cambio climático consiste en una variación en los componentes del clima comparando períodos prolongados: “Si bien el clima de la tierra ha variado muchas veces a lo largo del tiempo por fenómenos naturales, desde los últimos años la temperatura media de la superficie terrestre ha aumentado más de 0,6 centígrados”, expresó.

“Esta variación y aumento desmedido están asociados al proceso de industrialización, en particular a la combustión de cantidades cada vez mayores de petróleo y carbón, tala de árboles y algunos métodos de explotación agrícola”, agregó.