El Presupuesto nacional tuvo media sanción en Diputados y se supone que en Senadores será aprobado sin dificultad, con pilares  que revierten la política macri-radical. Los beneficios para Misiones. Por Silvia Torres

El Presupuesto nacional previsto para el 2021 tuvo media sanción en la Cámara de Diputados y se espera rápida gestión y aprobación en la de Senadores, en virtud de la mayoría con que cuenta el oficialismo.

El mismo se sustenta sobre pilares que son la antítesis de las políticas diseñadas en los presupuestos del gobierno macri-radical. Es así que, en materia de Infraestructura, la gestión anterior destinó en 2019, 1,1 % y en el correspondiente al 2021, 2,2%; en Educación y Conectividad, de 1,1 % se pasa a 1,3%: Salud Pública: 0,3 % a 0,5% y en pago de Intereses netos de deuda de 3,4 % se baja a 1,5%, lo cual indica una sustancial diferencia en la administración de los recursos.

Se prevé que la caída del PBI en el corriente año será de 12,1 % -similar a las caídas que se registrarán en todos los países, como consecuencia de la pandemia que lesionó seriamente las economías de todo el mundo, con contadas excepciones-, pero el Presupuesto prevé una recuperación de 5,5 % en 2021 y de 4,5 % en 2022. Asimismo, se estima que la Inversión, que cayó 25,6% en el corriente año, se elevará a 18,1 % el año próximo, con una previsión de 10,1 %, en 2022.

La Inflación para el corriente año se estima en 32 % -recuérdese que fue de 53 % en 2019-, el Presupuesto indica un 29 % para 2021 y se espera reducirlo a 24 % en el 2022. En tanto que la cotización del dólar para este año sería de $ 81,4; en 2021, $ 102,4 y para el 2022, $ 124,8.

El propósito del gobierno  nacional es desplegar todas las políticas que impulsen el crecimiento, la creación genuina de puestos de trabajo y la recuperación de los salarios, porque se tiene muy en cuenta las transformaciones económica-sociales que favorecen a la ciudadanía con políticas de crecimiento, que permitieron el ascenso social toda vez que ello ocurrió, a tal punto que la clase media, en el 2002, era 45 % de la población argentina, pasó a 78 % en 2014 y descendió a 48,1 % en 2019 y se proyecta en 32 % para 2020, pandemia de por medio. Por estas razones, es imperioso para el gobierno nacional y los provinciales el acceso a vacunas que pongan freno al COVID 19 y sea posible recuperar el terreno en materia socio económica.

Volviendo al Presupuesto 2021, varios puntos impactarán positivamente sobre Misiones, por ejemplo, haber sido incorporada como parte de la hidrovía, además de inversiones para el puerto; continuación de las autovías de las Ruta 12 y 14; ampliación de los servicios de agua potable y energía eléctrica; viviendas y hospitales; financiamiento para Silicom y construcción del parque fotovoltaico; que las transferencias del Fondo Especial del Tabaco (FET) serán mensuales y automáticas, entre otras medidas y, como frutilla del postre, se creó el régimen aduanero especial de frontera, cuyos alcances serás decididos por el Poder Ejecutivo Nacional, en virtud de que gran número de provincias tienen límites con países vecinos, aunque ninguna como Misiones con 90 % de su frontera con esas características.

La creación de una zona franca es determinante para las expectativas positivas en todos los rubros de la actividad económica, porque se pulverizarían las asimetrías con Brasil y Paraguay, así como también permitiría crear fuentes de trabajo genuinas y, es natural esperar, que los salarios se pongan a la altura de los mejores del país, para que la provincia supere su lugar como una de las que registra el menor nivel salarial.

El reciente anuncio de que la vacuna Sputnik V estaría disponible a fines de diciembre y en enero, para vacunar a unas 12 millones y medio de ciudadanos con tareas esenciales y adultos mayores –más otras vacunas que se incorporarán a medida de la disponibilidad-, sumado a decisiones políticas sustanciales que se prevén en el Presupuesto, auguran un año 2021 con buenas expectativas de superar el fenomenal retroceso provocado por las desquiciadas políticas macri-radicales.