Con la nueva fórmula, los haberes se ajustarán en forma trimestral con una fórmula que combina en un 50% la recaudación de la ANSES y en otro 50% la variación salarial.

La Cámara de Diputados convirtió en ley este martes la nueva fórmula de movilidad jubilatoria por 132 votos a favor y 119 en contra. La iniciativa formaliza la aplicación de un ajuste trimestral de los haberes previsionales con una fórmula que combina un 50% de la recaudación de la ANSES y otro 50% de la variación salarial.

Antes de iniciar el debate, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, informó sobre la presencia en el Palacio Legislativo de la titular de la ANSES, Fernanda Raverta, y de los gerentes regionales de ese organismo, que presentaron PCR negativo para cumplir con el protocolo correspondiente para asistir a la sesión. Más tarde, se hizo presente el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro.

Al defender el proyecto del Poder Ejecutivo, que cuenta con sanción del Senado, el diputado del Frente de Todos, Marcelo Casaretto, presidente de la comisión de Previsión y Seguridad Social, afirmó que “el objetivo del Gobierno es que el país crezca y que los beneficios de ese crecimiento llegue a los trabajadores y a los jubilados”.

Como miembro informante del oficialismo, el entrerriano recordó que la iniciativa se debatió en una comisión bicameral mixta que él le tocó presidir y que arribó a un dictamen luego de 17 reuniones con especialistas, sumado a los tres encuentros del plenario de comisiones.

“Es proyecto que más discusión tuvo en la Argentina en este año parlamentario desde el punto de vista de la cantidad de reuniones”, resaltó. Luego detalló que el esquema de movilidad jubilatoria tiene una “incidencia directa” sobre 7 millones de jubilados y pensionados, y 17 millones de personas si se considera también a los beneficiarios de políticas sociales de ANSES.

A su turno, el presidente de la Comisión de Presupuesto, Carlos Heller, ponderó el índice impulsado por el oficialismo, al sostener que “las paritarias se van a cerrar por arriba de la inflación porque la economía va a crecer”. “Dennos tiempo”, para que las políticas del gobierno nacional den resultados “pese a las dificultades”, pidió.

Por el dictamen de minoría, desde la oposición, el diputado de Juntos por el Cambio, Alejandro Cacace, cuestionó la decisión del presidente Alberto Fernández, de suspender la movilidad aplicada durante el gobierno de Cambiemos y sostuvo que “el concepto de este proyecto es el ajuste: eso es lo que han venido a hacer”.

El legislador puntano criticó el hecho de que el proyecto oficialista proponga incluir la recaudación como variable, y al respecto indicó que “prácticamente en ninguna parte del mundo se utiliza para ajustar los haberes de los jubilados”.

“Proponen una recaudación que ha estado a la baja este año, pero que además si los salarios crecen más que la recaudación la ponen como límite, pero si la recaudación cae ahí los hacen a los jubilados socios en las pérdidas de la AFIP como lo han hecho durante este 2020”, alertó.

También, la diputada nacional Paula Oliveto Lago, de la Coalición Cívica, se preguntó: “Con qué cara estamos defendiendo esto” y disparó: “en mi barrio esto se llama ajuste”, a la vez que afirmó que “a los jubilados hace años que los viene jorobando la clase política”. “Deberíamos estar tristes, no festejando, porque estamos incumpliendo lo que les prometimos a nuestros abuelos”, completó.

Asimismo, el diputado del Frente de Izquierda Nicolás del Caño, autor de otro de los dictámenes de minoría, consideró: “Estamos asistiendo a un ajuste: acá no hay grieta”. “Todos los gobiernos les meten la mano a los adultos mayores como lo hemos visto durante décadas”, dijo.

A su turno, el diputado de Unidad Federal para el Desarrollo, José Luis Ramón, anticipó su respaldo a la nueva fórmula de movilidad jubilatoria que debate la cámara baja, al sostener que ese esquema impulsado por el oficialismo les da “previsibilidad a los jubilados para el futuro”.

“Vamos a acompañar este proyecto y creemos que, aún no siendo la mejor fórmula, es una fórmula que mira en positivo, que mira una economía que se puede recuperar en nuestro país”, aseveró Ramón, al fundamentar su respaldo al proyecto del Ejecutivo.

Para el legislador mendocino, “hay que proteger los verdaderos intereses económicos que son los del pueblo y no de los grandes empresarios que no paran de hacer negocio tras negocio”.

Por su parte, el diputado de Consenso Federal, Jorge Sarghini, cuestionó la fórmula de movilidad jubilatoria que debate la cámara baja y consideró que el sistema es “insostenible porque hay un gran porcentaje de trabajadores en negro”.

Sarghini dijo que para 2023 “los argentinos después de 3 períodos de Gobierno vamos a ser un 15% más pobres, entre ellos los jubilados que cobran la mínima”.

La diputada nacional del Frente de Todos, Fernanda Vallejos destacó el nuevo cálculo de movilidad jubilatoria al considerar que “se trata de la restauración de una fórmula que, durante su vigencia, permitió una recuperación del 26% de los haberes previsionales, contra una pérdida del 20 por ciento”.

De esta forma, la legisladora ponderó la fórmula previsional que funcionó entre 2008 y 2017, en detrimento del coeficiente en 2018 y 2019 por la gestión de Cambiemos. “Venimos a cumplir con un contrato electoral con nuestro pueblo. Un compromiso con un modelo económico que privilegie a las mayorías, que recupere en términos reales los salarios, que vuelva a poner en una relación armónica los suelos, las jubilaciones, las tarifas de los servicios públicos, los precios sensibles de la economía, con el crecimiento de la demanda, la actividad y el empleo”, sostuvo.

Al momento de los cierres, el jefe de la bancada de Juntos por el Cambio, Mario Negri, consideró que “la fórmula que quieren votar ignorando la inflación es tener una miopía sobre el grado de la crisis económica de la Argentina. Pedíamos una base mínima de inflación para no llenarnos de incertidumbre”.

El jefe de bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner, finalizó el debate con un encendido discurso que recordó la votación de 2017. “El Jefe de Gabinete del macrismo, Marcos Peña, durante el proceso electoral, le aseguró a todos y a todas que no iba a haber una reforma previsional en la Argentina. Meses después, nos encontrábamos con la instalación de esta fórmula que hoy venimos a cambiar”, dijo.

“Lo que estamos haciendo nosotros es cumplir con lo que dijimos en la campaña electoral, que creíamos que esta fórmula era la mejor para que jubilados y jubiladas paulatinamente pudieran recuperar los ingresos que perdieron con el cambio de fórmula que hizo Mauricio Macri, y no sólo por el cambio de fórmula sino con la política macro”, concluyó.

El proyecto, con media sanción del Senado, combina en un 50% la recaudación de la ANSES y en otro 50% la variación salarial, surgida del porcentaje más alto entre el medido por el INDEC y el índice RIPTE que confecciona el Ministerio de Trabajo.

Se trata de una fórmula similar (con algunos remiendos) respecto a la que rigió en el país entre 2008 y fines de 2017, cuando el Gobierno de Cambiemos logró aprobar un mecanismo diferente que tenía en cuenta el componente de la variación inflacionaria.

Durante la jornada de hoy, Diputados aprobó el proyecto de ley enviado por el Poder Ejecutivo por el cual se autoriza al presidente Alberto Fernández a ausentarse del país en 2021 cuando razones de gobierno así lo requieran, y un acuerdo con Qatar para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal.

La iniciativa para permitir la salida del Presidente del país fue aprobada por 227 votos a favor, en cumplimiento con lo establecido por el inciso 18 del artículo 99 de la Constitución Nacional. El proyecto se aprobó sin oradores a fin de agilizar el tiempo de la sesión que se extenderá hasta la madrugada debido a la cantidad de oradores anotados para debatir la nueva fórmula de movilidad jubilatoria.

Luego, la Cámara de Diputados aprobó un acuerdo firmado entre la Argentina y el Estado de Qatar para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal en materia de impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio y su protocolo, suscripto en la ciudad de Washington, Estados Unidos, el 19 de abril de 2018.

El acuerdo fue aprobado por 228 votos a favor, dos en contra -de los diputados de la izquierda Nicolás Del Caño y Juan Carlos Giordano-, y dos abstenciones -de los oficialistas Verónica Caliva y Juan Carlos Alderete-.