“Todos los economistas hablan de un 2021 con rebote económico, creo que sin duda eso va a ser así, creo que eso es un dato muy bueno después del año que hemos transitado”, anticipa Adolfo Safrán. En las últimas horas de 2020, el ministro de Hacienda de Misiones no deja de repasar los números de la economía misionera en un cuadro de excel que revela datos positivos en buena parte del balance. “Si uno mira un poco la historia, cuando un país tuvo que padecer una epidemia, llámese la peste amarilla, la peste negra, uno se remonta a tiempos anteriores. La verdad es que además de la salud y la vida de las personas, que corrían mucho riesgo, la economía se desplomaba. Sin duda alguna la salud de la familia, de las personas está en exposición y la pandemia atentó contra la economía de manera catastrófica. Sin embargo, en nuestro país y particularmente en Misiones, eso no ha ocurrido. En Misiones puntualmente hemos tenido un rebote en la actividad económica. Si bien, hay sectores que la están pasando mal, que son sectores muy puntuales que, por su actividad, que están restringidas, o porque la gente tiene miedo todavía para usar esa actividad hace que no se hayan recuperado. Pero el 95% del sector productivo de Misiones cerró un año muy bueno”, analiza.

El cierre de la frontera, sirvió como un laboratorio, para la idea que tenía Misiones y que se demostró y que ahora se fortaleció incluso, que es aquello de las condiciones especiales de frontera ¿Cómo sigue eso después del veto?

Sí, cuando las fronteras estaban abiertas, era muy difícil hacer estimaciones, o se hacían, pero con algún margen de error. Nosotros me acuerdo que en algún momento hablábamos de 700 millones de pesos, mil millones de pesos, por supuesto hablábamos de valores de hace cuatro atrás. Hacíamos estimaciones en base al movimiento de efectivo, y, al retiro de dinero de los cajeros de ciertas épocas del mes. Pero sin duda alguna, el cierre de fronteras nos permitió hacer este análisis de laboratorio, que la economía no nos permite hacer siempre, que es ver cuánto dinero realmente se nos iba, cuánto de sangría y recursos teníamos en Misiones por estas asimetrías que teníamos con Paraguay y con Brasil. Esto lo hicimos ahora muy fácil, con las declaraciones juradas de los contribuyentes, ir tomando declaraciones juradas de los contribuyentes de determinado sector en específico, como pueden ser comercio al por mayor y por menor, con el comparativo al mes del año anterior, te da la pauta de cuánto realmente se nos iba de recursos a estos países.

Habló de un número de 10 mil millones al mes, ¿eso se mantuvo en los últimos meses?

Sí. Es una cifra que más o menos se ha mantenido, oscilando, un poco más, un poco menos, pero ese es el número que de junio a esta parte se ha podido constatar de lo que se vende más en Misiones a partir de esta situación.

Misiones tuvo un récord en la recaudación, con respecto a lo que pasó en otras provincias del país. La pregunta es ¿cómo sostener esto cuando se abran las fronteras, cuando pase la pandemia?, ¿cómo sostener esto porque después viene una depresión?

Este es el desafío que tenemos por delante, es cierto que hemos tenido un interesante crecimiento de la recaudación provincial, a partir de la mejora económica, porque no hubo una mayor presión fiscal, sino por el contrario con una Agencia Tributaria en Misiones que es mucho más amigable con el contribuyente y así todo, ha tenido un crecimiento importante en la recaudación. Creo que el desafío que se viene es sostener la expectativa de lo que se pueda conseguir de la Nación, porque si bien es algo que no se ha conseguido producto de este veto presidencial en el artículo de la ley presupuestaria, Misiones ha logrado establecer un tema a nivel nacional que no siempre ocurre, porque siempre es la Nación la que impone temas en la agenda de las provincias. Acá fue totalmente al contrario, hemos instalado un tema en la agenda. Y sabemos muy bien, que los funcionarios nacionales conocen la problemática de Misiones. Eso para nosotros genera expectativa de que se puede seguir trabajando, conseguir algún tipo de paliativo que nos permita corregir las asimetrías que tenemos con Paraguay y Brasil.

Hay confianza de que algún beneficio va a llegar, o se va a seguir trabajando en eso. 

Si, sí. 

En ese trabajo que se ha destacado, ha sido Guzman, ministro nuevo, que no era un conocido. La pregunta es ¿cuánto hay que revisar en los manuales de la ortodoxia? En medio de la pandemia hubo emisión récord, un ministro que apostó al consumo, sin embargo, las variables económicas fueron contrarias a lo que dice el manual…

Sí, es bueno que la gente se guarde, porque hoy la tecnología permite guardar comentarios en twitter, en Facebook, en las redes sociales, en páginas de noticias. En abril hablaban de una hiperinflación, que estábamos al borde de un colapso económico. Pero estamos terminando un año que tal vez no fue el mejor, por supuesto, pero fue un año de pandemia en el que se logró cerrar el acuerdo con los acreedores privados, que no fue un tema menor. O sea, se arregló un problema heredado del Gobierno anterior, que dejó al Presidente un lindo regalito para solucionar. En medio de la pandemia, en una madrugada del mes de agosto el ministro Guzmán anunciaba el acuerdo con los acreedores privados, y se iniciaba el proceso de negociación con el FMI, con la abultada deuda pública recibida del gobierno anterior, y aliviando los compromisos fiscales no solo para el año 2021 sino para los próximos 4 años. Está próximo a resolverse el tema con el Fondo Monetario, eso despeja el panorama fiscal por los próximos años. La macroeconomía a pesar de la pandemia está mostrando leves signos de recuperación, creo que hubo un adecuado manejo de la política fiscal a nivel monetario. Una importante emisión de dinero, que era necesaria para los tiempos iniciales cuando la actividad económica se caía, había que inyectar dinero. Pero ahora se lo fue esterilizando, para volver a sacar de circulación ese dinero y de esa forma, evitar cualquier riesgo inflacionario. Estamos terminando un año con una inflación más baja, que la de 2019 o 2018. El único tema pendiente del Gobierno, es resolver la cuestión cambiaria, controlar la brecha cambiaria, para que no existan los problemas que existen hoy, pero en la mayoría de los temas creo que la macroeconomía está funcionando bastante bien.

¿Qué impacto tiene la brecha en Misiones?

Con una brecha del 80% entre el dólar informal y el oficial, la tentación del contrabando es lucrativa, exportando por fuera del sistema a un dólar de $165 versus hacerlo de manera oficial a $83 menos retenciones. Los camiones de soja que ingresan a Misiones intentando pasar a Brasil son una muestra de ello. Reducir la brecha podría ayudar a una más rápida recuperación de la economía con la debida intervención en el mercado de cambios para evitar depreciaciones bruscas del peso, que se trasladen a los precios domésticos. Este escenario de desdoblamiento cambiario tampoco ayuda a Misiones. En cambio una mejora no brusca del tipo de cambio con reducción de esa brecha ayuda al comercio fronterizo y a los demás sectores ya sea que exporten o compiten con productos importados.

¿Qué se puede esperar de 2021?.

Creo que la presencia de la vacuna, que cada vez más dosis estarán llegando a nuestro país, va a generar otra situación de la pandemia. Ya la población de riesgo va a estar cubierta, va a estar protegida, que es lo más importante, los trabajadores esenciales como son los de la salud, después el resto de la población. Así que, poco a poco esto va a permitir comenzar a transitar una nueva senda. Tal vez la pandemia, sea una cuestión más del pasado que del presente. No va a ser rápido, no va a ser de un día para otro, vacunar a 20 millones de personas, o en el caso de los misioneros que son 400 mil, no es una tarea sencilla. Pero esto va a despejar el escenario, de modo que la economía empiece a poder recuperarse y las que están paralizadas, o semi paralizadas o todavía están dando sus primeros pasos, puedan recuperarse. Todos los economistas hablan de un 2021 con rebote económico, creo que sin duda eso va a ser así, creo que eso es un dato muy bueno después del año que hemos transitado.

Misiones se caracterizó por tener un Estado muy presente, con medidas relativas al consumo ¿se va a mantener eso en 2021? El “Ahora carne” que fue un éxito en las fiestas, ¿se puede sostener en el tiempo?

Sí. Sabemos muy bien, que estos programas que están en vigencia son muy bien valorados, por los comerciantes, por las familias de la provincia, por las cámaras mercantiles y el gobernador Oscar Herrera Ahuad, nos ha instruido específicamente a trabajar en fortalecer estos programas así que entiendo que muchos de ellos van a seguir. A pesar de la pandemia, los misioneros logramos cerrar el año en mejores condiciones que otras provincias o países.

Según los últimos datos oficiales, los distintos programas Ahora rindieron 1539,4 millones de pesos entre noviembre de 2019 y octubre, con un notable repunte en el mes de junio, cuando fueron relanzados por Herrera Ahuad en medio de la pandemia. 

Le insisto con la pregunta, porque sé que es una preocupación para muchos, ¿qué va a pasar con la economía cuando se abran las fronteras, cuando cambie el estatus sanitario? 

Los escenarios son diversos si se abren. Creo que la apertura de fronteras está lejos todavía, la cuestión sanitaria de Paraguay y Brasil no amerita llegar a ese punto. Pero, imaginemos un escenario donde las condiciones estén dadas, el sector productivo, el sector comercial misionero va a ser seriamente afectado porque la diferencia de precios que tenemos con Paraguay y Brasil, nos hace imposible competir. El otro escenario, está dado por la expectativa que tenemos es de conseguir paliativos que nos permitan corregir estas asimetrías, que nos permitan enfrentar al comercio extranjero, que compite legítimamente, pero con otras herramientas. Así que también, creo que los escenarios están abiertos y nuestro compromiso es trabajar en defensa del sector productivo misionero, de las fuentes de trabajo y de las familias misioneras.

En el presupuesto viene bien definido esto, obra pública, construcción, inversión pública, ¿va a ser motor de la reactivación en 2021?Va a ser un año de muchas obras, tanto de obras que la Provincia va a gestionar con fondos propios, otras obras que estamos gestionando con el Gobierno nacional, obras importantes. Creo que habrá buenas noticias para obras que hacen a la sostenibilidad del desarrollo económico de la provincia.