La ocupación es por internados por Coronavirus y otras enfermedades. El sector privado advierte saturación de su sistema y llama a la responsabilidad de la sociedad para dar respuesta.

Este domingo Misiones confirmó 162 nuevos casos de Covid – 19. Hasta el momento, la provincia supera los 2.200 casos con más de 800 activos. El número, en plena temporada de verano parece no asustar demasiado a la sociedad a la que hay que recordarle una y otra vez la necesidad de mantener los cuidados aprendidos en 2020. Lavado de manos, uso obligatorio de barbijos y tapabocas, alcohol en gel, y distanciamiento social de al menos, 2 metros.

Si bien la decisión es tomar medidas para frenar contagios sin que esto afecte la actividad económica y menos la turística que comienza a ver tímidamente signos de reactivación, de la propia sociedad depende que las restricciones sean sólo una posibilidad en carpeta.  

Los contagios son un indicador a evaluar al momento de los límites. Las camas dispuestas para casos graves son otro y allí el sector privado encendió una luz de alerta.

En los hospitales públicos hay 162 camas en terapia intensiva, a las que se suman 114 en el sector privado de toda la provincia. El último reporte de Salud muestra solo 29 internados por coronavirus. La saturación, con accidentados y otras enfermedades, era hasta este sábado 60,3 por ciento.

Pero hay otro elemento a tener en cuenta, sobre todo por aquellos a los que les gusta obviar los protocolos de protección. Desde el inicio de la pandemia llamó la atención la cantidad de muertos en Misiones para la, relativamente, baja tasa de contagio.

Con el incremento de los casos observado en las últimas semanas las proporciones se fueron “acomodando”, pero los datos son implacables: en el mundo por cada 100 infecciones hay dos muertos. Misiones llevaba hasta el sábado 1.948  casos y 37 fallecidos (el 1.9%). En lo que va de 2021 llevamos un muerto por día, y las internaciones casi se duplicaron. Los informes también revelan que de cada 10 internaciones, entre 4 y 5 terminan de la peor manera. La matemática no falla: por cada mil contagios, habrá 20 personas muertas. La pregunta es: ¿necesitaremos que muera alguien cercano para tomar conciencia?

Nación dispuso el viernes pasado que sean las provincias las que evalúen los contagios y tomen decisiones en base a su realidad, ya que no es lo mismo lo que sucede en CABA que lo que sucede en San Pedro o Pozo Azul. A su vez, la provincia dispuso trabajar con los municipios para aplicar la misma regla y hacer un seguimiento puntual. Pero los municipios, poco pueden hacer si la sociedad no toma conciencia de la gravedad de la situación de estas semanas y que de ella depende bajar el nivel de contagios para seguir disfrutando de la temporada, de la familia y de los afectos.

economis.com