El titular de la cartera educativa ratificó que su objetivo es la “presencialidad cuidada”, pero admitió que el modelo que piensa Misiones, mixto entre la presencialidad y la virtualidad, es el que se impondrá en la mayoría de las provincias. Según las autoridades educativas misioneras se proyecta una presencialidad combinada con la virtualidad para evitar aglomeraciones en las escuelas. 

Trotta coincidió en que será ese el modelo adoptado por la mayoría de las provincias, salvo Capital Federal, donde Horacio Rodríguez Larreta ya anunció una presencialidad plena. El enviado nacional también aseguró que la vacunación no es una condición ineludible para la vuelta a clases. 

“La vacuna no es condición indispensable a la presencialidad; se puede regresar de manera cuidada, como lo han demostrado varias experiencias en el país y en el mundo con diferentes protocolos” destacó.

Agregó que “la información que manejábamos respecto al virus en la actualidad es muy diferente a la de marzo, estamos en condiciones de profundizar la presencialidad cuidada”.

“La escuela debe volver a ser el organizador de nuestro sistema educativo”, consideró Trotta y agregó que el 2021 será clave para “recuperar los aprendizajes que quedaron truncos el año pasado”.

El ministro aseguró que la Nación sostendrá los recursos necesarios para garantizar un piso salarial en las provincias y anticipó que en febrero convocará a nuevas paritarias. También cuestionó el desfinanciamiento del sistema educativo en la gestión de Mauricio Macri, a través de la reducción del adicional compensador y la desactualización del Fondo Nacional de Incentivo Docente, pero también por la paralización del plan Conectar Igualdad, mediante el cuál se repartían computadoras a los estudiantes. Ahora se relanzará el programa con la distribución de medio millón de computadoras de fabricación nacional. “Este año se pretende realizar una inversión de 12 mil millones de pesos en recursos tecnológicos para seguir achicando la brecha digital”, adelantó.