Pasó casi un año para que Misiones pueda disfrutar de un intenso fin de semana con actividad plena para el turismo. Por primera vez desde el inicio de la pandemia, hubo visitantes en cada rincón, con la novedad de que Puerto Iguazú recuperó el esplendor de mejores momentos. Pero en realidad, toda la provincia tuvo un movimiento intenso, dentro de las restricciones impuestas por el coronavirus. En promedio, según los datos oficiales, Misiones tuvo una ocupación hotelera promedio del 63 por ciento, con un masivo movimiento de turistas internos y un buen flujo de visitas de otras provincias. 

Pero sin dudas, la novedad estuvo en las Cataratas del Iguazú, que desde este fin de semana pueden recibir cuatro mil visitas diarias. En la ciudad la ocupación hotelera fue del 91 por ciento en los establecimientos habilitados. 

Los ingresos al Parque Nacional llegaron a superar las 3 mil personas diarias el domingo y el lunes, lo que revela que el atractivo se está adaptando a una nueva demanda, el turismo interno, que hasta ahora nunca había sido el fuerte del destino. Incluso, muchos empresarios turísticos reconocen ahora que se pueden ofrecer paquetes al público misionero y así sostener una demanda constante. 

Los otros destinos de naturaleza también tuvieron un fin de semana excepcional.

En El Soberbio tuvo una ocupación superior al 93 por ciento, lo que ratifica la búsqueda de ampliar el número de plazas para aprovechar la búsqueda de contacto con el verde. A los Saltos del Moconá ingresaron 2000 mil personas diarias el viernes, domingo y lunes, ya que el sábado no se pudo trabajar por la creciente del arroyo Yabotí. El martes los Saltos fueron visitados por 639 personas.

En Aristóbulo del Valle y Oberá hubo una ocupación promedio de entre el  70 y 80% con picos de ocupación plena en algunos establecimientos.

En Dos de Mayo, que está en un punto clave que conecta distintos puntos de la zona este de Misiones, los tres principales hoteles, Austral, Itororó y La Linda, estuvieron al cien por ciento. Los Tres Marinos también tuvo una altísima ocupación. En Posadas la ocupación superó el 60% (primer fin de semana largo con buenos resultados para las unidades abiertas en  Posadas). También sorprendió el buen fin de semana que tuvo la gastronomía “En Posadas estuvo realmente a full. Todos los días, eso movió la economía cultural, artística, músicos y el tiempo acompañó a los enamorados”; definió Martín Oria.