El gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, expresó el apoyo del gobierno provincial a la resolución 170/2021, del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), que desde el 2022 permitirá la plantación de cinco nuevas hectáreas, en toda la cadena de la producción yerbatera. Para el mandatario, la medida apunta a llevar equidad. “Acompañamos el cuidado y la protección del pequeño y el mediano productor sin descuidar al gran productor, que también es quien ayuda y acompaña a la cuestión del crecimiento y desarrollo de nuestra economía”, sostuvo.

Para el mandatario provincial, la resolución permite cuidar a la pequeña y mediana industria y que las grandes industrias puedan seguir generando aportes y recursos en forma ordenada. “Y que no sufra el impacto a lo largo de todo este tiempo el pequeño y el mediano productor, que ya de por sí el tiempo difícil ha estado, como nosotros decimos siempre, en la primera línea de trabajo, en la colonia y en los diferentes este pueblos de la de la provincia de Misiones”, añadió.

Herrera Ahuad subrayó que la resolución contó con el apoyo de todas las entidades que representan a los productores, tanto de Misiones y Corrientes y que además, cosechó un amplio respaldo de todos los sectores porque involucra a toda la cadena productiva y no deja afuera a nadie.

“Busca como objetivo evitar una crisis social. Misiones ya tiene una experiencia con los años de estas crisis sociales y económicas que muchas veces ocurre por sobreoferta de hoja verde y de esta manera, con esta resolución, se permite un crecimiento ordenado, un crecimiento paulatino de la materia prima”, argumentó.

En ese sentido, el gobernador destacó que la medida también brinda las condiciones para el arraigo familiar rural, junto a la permanente generación de mano de obra. “Más allá que entendemos que la industrialización y la mecanización de los diferentes productos se viene y se va a imponer con el tiempo; la generación permanente de mano de obra de nuestros cosecheros, de nuestros tareferos  contribuye a la dinamización de la economía”, agregó.

El médico recordó que el gobierno provincial viene impulsando, mediante políticas públicas, que los productores abandonen el monocultivo y apunten a una diversificación. “Entonces un pequeño, un mediano productor tiene yerba mate, en algunos casos también tabaco, en algunos casos también tienen mandioca, hoy están dedicándose muchos a la ganadería, otro tienen alguna área forestal. El productor se ha diversificado”, apuntó.

Además, Herrera Ahuad aclaró que la resolución 170/2021 no prohíbe ni destruye la capacidad productiva sino que prevé un crecimiento ordenado, regulado y equitativo para todos. “Y que a su vez puedan de esta manera ir incrementando su superficie de acuerdo las demandas que va teniendo el mercado y no hacer una sobreoferta de un año para el otro y que después tengamos inconvenientes y que tengamos una crisis social importante en la provincia a raíz de una decisión que muchas veces puede favorecer a unos pocos y desfavorecer a prácticamente 70% de quienes son los pequeños y medianos productores”, aseveró.

El mandatario aseguró que no va a faltar ni materia prima mi yerba mate en la góndola e intentó transmitir esa certeza a los misioneros y argentino. “Esta resolución que habilita cinco hectáreas nuevas por productor a partir del 2022,  potencialmente representa 49 mil nuevas hectáreas plantadas por año, ya que son más de 9 mil  nuevos productores, esta superficie potencial constituye el doble de lo que se ha plantado en los últimos siete años. Sí a esos números le sumamos la posibilidad de plantar por año el 2% de la superficie escrita, son 3.550 hectáreas más, con lo cual se desestima la idea de prohibición”, añadió.

Herrera Ahuad dijo que la medida permitirá incorporar poco más de 53.465 hectáreas cada año, es decir, que se puede ampliar anualmente  un 30%  la extensión de la yerba mate cultivada. “Esto es fundamental entender para aquellos que este cuestionan esta resolución que desde el Gobierno provincial y como gobernador de la provincia apoyo y acompaño a los productores misioneros”, concluyó.

En los depósitos de la industria hay un stock de 248 millones de kilos de yerba mate, es decir, el equivalente a casi 10 meses de consumo tanto para el mercado local como para los exportadores.

A fines de mayo la industria de yerbatera tenía un estock, el mayor de los últimos cinco años. Este esto para tener en cuenta. Y en cuanto a la materia prima, anualmente se procesan alrededor y800 millones de kilos de hoja verde de yerba  mate y las proyecciones indican que de no mediar ninguna contingencia climática grave, ese volumen se mantendría durante todo este año. Por eso, desde el gobierno provincial, con experiencia que tenemos en la historia de trabajar y de los las fluctuaciones que ha tenido. muchas veces por políticas erradas a nivel nacional, en materia de la yerba mate, hoy estamos ante un esquema, que es un esquema de distribución justa y es un esquema que permite tener un crecimiento equilibrado en todos los sectores.

Herrera Ahuad hizo hincapié en la fortaleza que representa para la provincia el trabajo de las Pymes del sector productivo misionero y su aporte durante lo que calificó como “el tiempo más difícil de la humanidad en los últimos 100 años”, en referencia a la pandemia por el coronavirus.

“La actividad yerbatera estuvo sostenida fuertemente en todo este tiempo por el pequeño y el mediano productor. Han tenido la oportunidad y la posibilidad de llevar adelante todo lo que es el proceso productivo en esta etapa y  logrado que el impacto de la pandemia en la cuestión social, económica y micro económica de la familia productora misionera, se mantenga a lo largo de todo esto tiempo y haya crecido y haya aumentado”, aseguró.