“Es un buen momento para que suenen los tambores”, festeja Nélida Winecke, una de las representantes de la comunidad afrodescendiente que habita suelo misionero. La aparición de María Remedios del Valle en el nuevo billete de 500 pesos, junto a Manuel Belgrano, fue una sorpresa enorme. La emoción la envuelve varias horas después. “Es un buen momento para que suenen los tambores”, ríe. Esos tambores que fueron olvidados cuando los esclavos cruzaron el río Uruguay para armar sus quilombos en Misiones y Argentina, escapando de los bandeirantes y los patrones brasileños. 

Pero no se trata apenas de una reivindicación histórica. La incorporación de la figura de Remedios del Valle, capitana de Belgrano y heroína de las luchas por la independencia, fue una idea que germinó en Misiones

Nélida fue una de las integrantes del Parlamento de la Mujer hace algunos años. Ocupó la banca de Marta Ferreira para proponer que Misiones adhiera a la ley nacional que reconoce al 8 de noviembre como el día de la comunidad afrodescendiente en memoria, justamente, de María Remedios del Valle. 

Cuando asumió el presidente Alberto Fernández y reveló la idea de volver a los próceres en lugar de los animalitos en los billetes, la ahora ministra de Agricultura Familiar le sugirió que la comunidad impulse a la capitana negra como una de las figuras de los nuevos pesos. 

La idea cobró fuerza en la comunidad afro misionera y se extendió por todo el país, con el respaldo de otras organizaciones sociales. 

Se armó una carta colectiva que fue elevada al Presidente, al titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa y al presidente del Banco Central. Hubo una respuesta oficial de las oficinas de Miguel Pesce, pero sin ninguna promesa de nada. 

La aparición de la capitana fue toda una sorpresa. “Esto es maravilloso y fruto del trabajo colectivo. Cubre parte de la demanda de la comunidad por el reconocimiento social”, celebra Winecke, una de las 3.716 afros que viven en Misiones. 

La mujer, de todos modos, dice que son muchos más: el censo de 2010 preguntó de manera parcial el reconocimiento de la identidad y se enfocó en las comunidades cercanas al río Uruguay. Ella vive en Posadas y no se lo preguntaron. El censo 2022 incorporó la pregunta para todos. En Argentina se reconocen como afros 149 mil personas. 

También la comunidad trabajó mucho en la concientización sobre el reconocimiento de la identidad, que durante años arrastró el estigma de la esclavitud. Los tambores fueron olvidados justamente para que no sean detectados de este lado de la frontera y devueltos a los amos brasileños. “Quedaron los versos, las canciones y los relatos”, cuenta Winecke. Esos relatos que ahora espera, se multiplicarán, porque muchos querrán saber quién es María Remedios del Valle.La capitana fue auxiliar en las Invasiones Inglesas y tras la Revolución de Mayo combatió en el Ejército del Norte. Por su valentía, Belgrano la designó con el grado de capitana. Fue herida de bala, capturada por los realistas y azotada públicamente. Después de años de olvido y miseria, su labor fue reconocida y alcanzó el grado de sargento mayor. Más de 200 años después, la sociedad argentina conocerá su historia. Ahora sólo falta un reconocimiento similar para otro prócer de aquellos años, el indio Andresito Guaçurari.